Select Page

Alergias Oculares

¿QUÉ SON? ¿QUÉ LAS CAUSAN? ¿CÓMO SE TRATAN?


La alergia ocular es una respuesta exagerada del sistema inmunológico del ojo (el sistema que defiende al ojo de los microorganismos) ante una partícula (alérgeno) externa que en otras personas no produce ningún tipo de respuesta.

Un alérgeno es una partícula del ambiente, ajena al ojo, que en las personas susceptibles, puede desencadenar una respuesta alérgica local. Los alérgenos más comunes son los ácaros del polvo doméstico, los pólenes, pelos de mascotas, esporas de hongos, hongos de lugares húmedos como baño y cocina y los cosméticos. A veces, los ojos pueden reaccionar a otros alérgenos que no necesariamente entren en contacto directo con el ojo, presentes en algún tipo específico de alimentos o picaduras de insectos.
los alergenos

 

La alergia ocular, también llamada conjuntivitis alérgica, como todas las alergias, comienza cuando el sistema inmunológico identifica como alérgeno una sustancia que, en otras circunstancias, sería inofensiva. Esto hace que su sistema inmunológico sobrerreaccione y libere químicos, lo que causa una reacción alérgica. En este caso, las reacciones alérgicas pueden producir ojos llorosos, con picazón, con dolor, enrojecidos o inflamados.

Es una de las enfermedades externas más frecuentes en la consulta del oftalmólogo, y afecta aproximadamente a entre un 5 y 10% de la población general. En algunos casos, las alergias de los ojos pueden ser heredadas de los padres. Se es más propenso a desarrollar alergias si ambos padres las tienen, en lugar de sólo uno.

La conjuntivitis alérgica estacional, asociada fundamentalmente al polen, es la forma más prevalente de alergia ocular, especialmente en la época primaveral, coincidiendo con los ciclos de polinización de muchas plantas, mientras que la perenne, en cambio, se encuentra presente todo el año al estar vinculada a alérgenos de espacios interiores como los ácaros, el pelo de animal o los hongos.

Síntomasestornudos

Los síntomas de alergia ocular pueden ser muy molestos. Sin embargo, es poco lo que amenazan a la visión, fuera de una visión nublada temporaria. Y a diferencia de otras conjuntivitis, esta no es contagiosa. Por lo general (aunque no siempre), las personas que sufren de alergias de los ojos también sufren de alergias nasales, las cuales son acompañadas de congestión nasal, comezón en la nariz, estornudos, dolor de garganta y/o de cabeza o tos. Usualmente, es una condición temporal (aunque aguda), asociada con las alergias estacionales.

Estos son los síntomas típicos:ojos rojos

  • Ojos llorosos
  • Picazón
  • Sensibilidad a la luz
  • Enrojecimiento
  • Sensación de aspereza o arenilla
  • Inflamación de los párpados

Normalmente aparecen poco después de la exposición al alérgeno. Si esto no se trata a tiempo, este  proceso, que es agudo, comienza a generar una segunda fase que es inflamatoria y los problemas se multiplican y son mayores. Los síntomas causados por alérgenos de exterior estacionales tienden a ser peores que los de alérgenos de interior.

Tratamiento

El primer paso hacia el alivio de la molestia de los síntomas de alergia ocular es el diagnóstico adecuado. El alergista/inmunólogo tiene la capacitación especializada y la experiencia para determinar, con precisión, qué está causando sus síntomas e identificar el mejor tratamiento. La clave para el tratamiento de alergias de los ojos es evitar o limitar el contacto con la sustancia que causa el problema.

CONSEJOS PARA EVITAR CONTACTO CON LOS ALÉRGENOS

Si los alérgenos de interior están causando síntomas de alergia ocular, evitarlos es la clave para el alivio. Utilice un aspirador con filtro HEPA (es un tipo de filtro de aire de alta eficiencia, están preparados para retener contaminantes y partículas mucho más pequeñas)  para reducir el polvo en su hogar o trate de mantener a las mascotas fuera de su cuarto para reducir la exposición a su caspa.

Hay que evitar los cortinados gruesos y alfombras. Preferir lo sintético porque el ácaro ahí no vive. Alejarse de lugares donde se fuma, porque eso genera más irritación y complica la situación. Hay que lavarse la cara frecuentemente, es muy útil también porque vas eliminando los alérgenos.alergenos del hogar

Si el moho le causa alergias, recuerde que la humedad alta puede causar el crecimiento de moho. Trate de mantener el nivel de humedad en su casa entre un 30 y un 50 por ciento. Limpie las áreas de alta humedad como sótanos, baños y cocinas con frecuencia, y considere el uso de un deshumidificador en lugares particularmente húmedos (como un sótano).

Si el polen y otros alérgenos estacionales están causando su problema, podrá ser necesario recurrir a medicamentos u otros tratamientos. Además evite salir al aire libre tanto como sea posible cuando los índices de polen sean más altos (en general, a media mañana y temprano en la tarde) y cuando sopla el viento levante polen a su alrededor. Cuando esté al aire libre, el uso de gafas de sol puede ayudarte a prevenir que el polen entre a sus ojos.

Para ayudar a minimizar la exposición al polen y otros agentes irritantes mientras está en áreas interiores, mantenga las ventanas cerradas y use aire acondicionado, tanto en su coche como en el hogar. No utilice ventiladores de ventana, ya que éstos pueden traer polen y otros alérgenos hacia áreas interiores. Mantenga sus unidades de aire acondicionado limpias para evitar ciclos de alérgenos en áreas interiores.

MEDICAMENTOS

Normalmente las alergias oculares las tratamos con productos o medicamentos locales. Hay una batería enorme de medicamentos para manejar este tipo de alergias.

Lágrimas artificiales                  gotas lubricantes

Las lágrimas artificiales pueden ayudar a aliviar alergias oculares temporalmente, ayudando a limpiar los alérgenos del ojo. Además, alivian la resequedad e irritación en los ojos, proporcionando humedad a estos. Las lágrimas artificiales están a tu disposición sin prescripción médica, y pueden ser utilizadas cuantas veces lo necesites.

Descongestionantes (con o sin antihistamínicos)

Los descongestionantes reducen el enrojecimiento de los ojos producido por alergias. Se consiguen en forma de gotas para los ojos, sin prescripción médica. Pueden ser vendidos simplemente como descongestionantes, o como descongestionantes con antihistamínicos, que alivian la comezón ocular. Este tipo de gotas para los ojos no debe utilizarse por más de dos o tres días, ya que el uso a largo plazo aumenta los síntomas de irritación. Alivian los síntomas, pero crean muchísima dependencia y efecto rebote, es decir, para que dé el mismo resultado hay que utilizarlo cada vez más seguido y cada vez en mayores dosis. Estos descongestivos no van al foco de la cuestión, no controlan la génesis de la alergia y sólo alivian momentáneamente la sintomatología.

Antihistamínicos orales          antihistaminicos
Los antihistamínicos orales pueden ser de alguna utilidad para aliviar comezón en los ojos. Sin embargo, pueden causar resequedad en los ojos secos e incluso empeorar los síntomas de una alergia ocular.

Antihistamínicos / Estabilizadores de mastocitos
Son gotas para los ojos con un antihistamínico para aliviar la comezón y estabilizar los mastocitos (células cebadas), ayudando a prevenir alergias de los ojos. Se utilizan dos veces al día para aliviar comezón, enrojecimiento, lagrimeo y ardor.

Corticosteroides
Son gotas de esteroides que pueden ayudar a tratar los síntomas alérgicos del ojo, crónicos y severos, tales como comezón, enrojecimiento e hinchazón. Tratamos de evitar la administración de corticoides, por varios motivos: el corticoide puede producir a futuro reacciones adversas, como aumento de la presión del ojo y formación de cataratas. Por eso, utilizamos antialérgicos no cortisónicos, normalmente en forma de colirio que dan muy buen resultado.

grafico de medicoSu médico le puede ayudar a determinar qué tratamientos son los mejores para ti.

 

El tratamiento es muy importante, es un punto crítico, porque si la persona deja que la alergia siga, puede pasar a la fase crónica. Si no se trata, existe el peligro de pasar a una segunda etapa crónica, donde empiezan a jugar los fenómenos inflamatorios.

Si uno deja libre el curso del proceso, puede terminar con lesiones serias en el ojo, sobretodo en la córnea. Entonces, por más que parezca banal o una simple picazón, lo importante es hacer una consulta con el oftalmólogo.

CON UN BUEN TRATAMIENTO SE CORTA EL CIRCUITO Y EVITAMOS LAS COMPLICACIONES QUE PODRÍAN OCURRIR A FUTURO.

Síguenos en Facebook

Facebook Pagelike Widget

Cris Arroyo

Escritora

Cris Arroyo es escritora y optico-optometrista en España