shopify analytics ecommerce
tracking

Desprendimiento de Retina


 

Se produce por la separación espontánea de la retina neurosensorial (capa interna de la retina) del epitelio pigmentario (capa externa de la retina situada junto a la coroides). Al producirse esta separación, se acumula líquido en el espacio que se forma entre ambas capas, y la retina desprendida no puede funcionar ni nutrirse de forma adecuada.desprendimiento

La retina es el tejido sensible a la luz que recubre la parte posterior del ojo, convierte los rayos de luz en impulsos eléctricos que viajan a través del nervio óptico hacia el cerebro, donde se interpretan como las imágenes que vemos. Tener una retina saludable e intacta es clave para tener una visión clara.

Según la Sociedad Española de Retina y Vítreo cada año se diagnostican 30.000 casos de desprendimiento de retina en España, especialmente entre las personas entre 55 y 75 años. El desprendimiento de retina puede ocurrir a cualquier edad, aunque es más frecuente que se dé en edades avanzadas.

¿Qué Lo Causa?

El desprendimiento de retina suele aparecer como complicación de una o varias roturas, debido a una tracción del gel vítreo que rellena el globo ocular, sobre una zona frágil de la retina. La mayoría de los desprendimientos de retina son causados por la presencia de desgarros en su estructura. Se denomina desprendimiento de retina regmatógeno.

Muchos factores pueden desembocar en un desprendimiento de retina. Esta alteración es una de las complicaciones más graves de la retinopatía diabética, pero también puede aparecer por un proceso degenerativo de la retina, por un traumatismo, una inflamación o una hemorragia, que fraccione la capa, la rompa y la desprenda.rotura-retina

El centro de nuestro ojo está lleno de un gel transparente llamado vítreo, el cual está unido a la retina en la parte posterior del ojo. A medida que envejecemos, el vítreo puede cambiar de forma, encogerse y tirar de la retina. Cuando esto sucede, se puede notar algo parecido a unas luces intermitentes o tener la sensación de “ver estrellas”. A esto se le llama “centelleos”.

Por lo general, el vítreo se separa de la retina sin causar problemas. Sin embargo, una inflamación o una miopía pueden hacer que el vítreo se separe, resultando en un desprendimiento de la retina.

A veces el vítreo tira con demasiada fuerza y rompe la retina en uno o más lugares. Si el vítreo tira de la retina y separa un pedazo de ésta, se produce un desgarramiento de la retina. Si hay un desgarramiento, el humor vítreo puede filtrarse a través del éste, elevando la pared posterior del ojo, y haciendo que la retina se desprenda o tire hacia afuera.

También puede producirse por otras causas:

  • Tumores
  • Inflamaciones graves
  • Agujero macular miópico en pacientes que padecen alta miopía
  • Complicaciones de cirugías oculares previas
  • Traumatismos oculares
  • Retinopatía diabética: se produce un desprendimiento por tracción. Este tipo ocurre en personas con diabetes no controlada, que tienen antecedentes de cirugía de retina o que tienen inflamación crónica. Está generado por una tracción crónica, que consiste en una proliferación fibrovascular que tira de la retina hacia el interior del ojo (y normalmente hacia un lado) durante un largo período de tiempo.

El Desprendimiento de Retina Paso a Pasodesprendimiento-pasos

  1. Aquí el vítreo (gris) ocupa todo el espacio interior y está acoplado a la retina (rojo).
  2. El líquido libre dentro de la cavidad vítrea se cuela por el desgarro, separando la retina del epitelio pigmentario.
  3. Ahora el vítreo pierde volumen y ya no ocupa todo el espacio. Se reduce, queda parte del espacio que no se rellena por el gel y se ocupa por líquido muy parecido al suero sanguíneo. Las adherencias con la retina quedan patentes.
  4. La situación es similar, pero la pérdida de volumen del vítreo implica condensaciones en su interior. El paciente lo puede percibir como “moscas volantes” o “manchas“. La tracción de la zona de las adherencias, que casi siempre es en la zona periférica, constituye una posibilidad de ruptura de la retina. Cuando la tracción del vítreo sobre la retina es patente, el paciente puede ver como “destellos” o “relámpagos” por un lado de la imagen. Finalmente, la tracción del vítreo produce un desgarro.

Síntomas

Al no causar dolor y, en muchos casos, no ir acompañado al inicio de pérdida de visión, es importante estar alerta ante los síntomas aunque éstos sean aparentemente inofensivos. El desprendimiento de retina no duele, porque en la retina no hay terminaciones nerviosas para el dolor.

La pérdida de la visión comienza en una parte del campo visual y a medida que avanza el desprendimiento, la pérdida de visión se extiende. Si el área macular de la retina se desprende, la visión se deteriora rápidamente y todo se torna borroso.

Los síntomas de un desgarramiento de la retina y un desprendimiento de la retina pueden incluir:

  • Un aumento repentino en el tamaño y el número de manchas flotantes, lo que indica que un desgarramiento de la retina puede estar ocurriendo
  • Una repentina aparición de centelleos, indicando una posible primera etapa de desgarramiento o desprendimiento de la retina
  • Una sombra en la periferia del campo de visión
  • Una cortina gris en movimiento en medio del campo de visión
  • Una disminución repentina de la visiónvision-con-desprendimiento

Factores de Riesgo

Las personas con las siguientes condiciones tienen un mayor riesgo de tener un desprendimiento de la retina:

  • Miopía elevada (más de 7 dioptrías). Aproximadamente el 67% de los desprendimiento de retina se producen en población con miopía elevada.
  • Cirugía previa de cataratas
  • Glaucoma
  • Diabetes
  • Lesiones severas en los ojos
  • Desprendimiento previo de la retina en el otro ojo
  • Antecedentes familiares de desprendimiento de la retina
  • Áreas débiles de la retina que pueden ser vistas por un oftalmólogo durante un examen ocular

Si tienes elevada miopía o antecedentes familiares de problemas de la retina, asegúrate de hacer exámenes oculares completos y regulares que incluyan una dilatación de la pupila. Usa siempre gafas de protección cuando practiques deportes o participes en cualquier actividad peligrosa.

Tratamiento

Un desgarramiento o desprendimiento de retina es reparado mediante un procedimiento quirúrgico. Aproximadamente un 85% de los casos responden con una sola cirugía.

La mayoría de los desgarramientos de retina deben ser tratados mediante una fijación de la retina a la pared posterior del ojo, por medio de una cirugía con láser o una crioterapia (un tratamiento de congelación). Ambos procedimientos crean una cicatriz que ayuda a fijar la retina en la parte posterior del ojo. Esto evita el paso de fluidos a través del desgarro, impidiendo que la retina se desprenda. Estos tratamientos causan muy poca o ninguna molestia y se pueden realizar ambulatoriamente en el consultorio del oftalmólogo.

Cirugía con láser (fotocoagulación) o por crioterapia (congelación)fotocoagulacion

Durante una cirugía con láser, se utiliza láser para hacer pequeñas quemaduras alrededor del desgarramiento de la retina. La cicatriz proveniente de éste procedimiento fija la retina al tejido subyacente, ayudando a prevenir un desprendimiento de la misma. Se sigue el mismo procedimiento si se trata de crioterapia, pero utilizando un tratamiento de congelación en lugar de láser.

Cirugía de desprendimiento de la retina

Casi todos los pacientes con desprendimientos de retina tienen que someterse a un reposicionamiento de la retina. De lo contrario, la retina pierde la capacidad de funcionar permanentemente, y una ceguera puede ocurrir. El método para fijar la retina depende de las características del desprendimiento.

Cerclaje o gancho escleralcerclaje-gancho-escleral

Este tratamiento consiste en colocar un cerclaje (como un cinturón)o gancho flexible alrededor del ojo para contrarrestar la fuerza de tracción de una retina fuera de su posición correcta.

Con frecuencia, el oftalmólogo drena el líquido presente debajo de la retina desprendida, permitiéndole que ésta vuelva a su posición normal en la pared posterior del ojo. Este procedimiento se realiza en un quirófano.

Retinopexia neumáticaretinopexia-neumatica

Es un procedimiento mediante el cual una burbuja de gas es inyectada en el espacio vítreo dentro del ojo, en combinación con una cirugía con láser o una crioterapia. La burbuja de gas empuja el desgarramiento de la retina hacia la pared posterior del ojo. El oftalmólogo le pedirá que mantenga una cierta posición de la cabeza constantemente durante varios días. La burbuja de gas desaparece gradualmente. No vuele en avión o viaje a lugares de mucha altitud hasta que el doctor dé aviso de que la burbuja ha desaparecido. Un aumento rápido de altitud puede causar un aumento peligroso en la presión del ojo. Si la burbuja es de aceite, volar en un avión no es un problema.

Vitrectomía

Esta cirugía se utiliza comúnmente para corregir un desprendimiento de retina y es realizada en un quirófano. El humor vítreo, el cual tira de la retina, es removido y, por lo general, reemplazado por una burbuja de gas.

Una burbuja de aceite es utilizada en ocasiones (en lugar de una burbuja de gas) para ayudar a mantener la retina en su lugar. Fluidos de su propio cuerpo reemplazan gradualmente a la burbuja de gas. La burbuja de aceite tendrá que ser removida posteriormente durante otro procedimiento quirúrgico. Ocasionalmente, la vitrectomía se combina con un cerclaje escleral.

Pronóstico

La mayoría de las cirugías de desprendimiento de la retina (entre un 80 y un 90 por ciento), son exitosas, aunque una segunda operación puede ser necesaria. El pronóstico después de un desprendimiento de retina depende de la localización y magnitud del desprendimiento, al igual que del tratamiento oportuno. Si la mácula no sufrió daño, el pronóstico con el tratamiento puede ser excelente.

Algunos desprendimientos de la retina no pueden ser reparados. El desarrollo de tejido fibroso es la razón más común para que una retina no pueda fijarse de nuevo. Si la retina no puede fijarse de nuevo a la pared del ojo, éste continuará perdiendo la visión hasta llegar a la ceguera.

Después de una cirugía exitosa de desprendimiento de la retina, la visión puede tomar muchos meses para mejorar. En algunos casos, nunca vuelve totalmente. Cuanto más grave es el desprendimiento, menor es la posibilidad de que la visión se recupere. Por esta razón es muy importante consultar a tu oftalmólogo con regularidad, a la primera señal de algún problema con su visión.

Un desprendimiento de la retina es un problema muy serio que casi siempre causa ceguera si no es tratado con una cirugía y a tiempo.

Prevención

Es importante que la población de riesgo se someta a revisiones oculares periódicas, como mínimo, una vez al año.

Además, la aparición súbita de moscas volantes o un aumento brusco de las ya existentes, así como la aparición de destellos luminosos o de cualquier otro de los síntomas descritos, debe ser motivo de consulta urgente con un oftalmólogo.

Si conoces a alguien que se beneficiaría de esta información, por favor compartir

 

Síguenos en Facebook

Cris Arroyo

Escritora

Cris Arroyo es escritora y optico-optometrista en España