shopify analytics ecommerce
tracking

Escleritis y Epiescleritis

¿Ojos rojos es siempre síntoma de conjuntivitis?


No un ojo rojo significa siempre conjuntivitis, existen otras causas. Dormir pocas horas o llevar muchas horas realizando actividades visuales suele enrojecer los ojos, al igual que otras causas de fatiga visual. También el ojo seco y la blefaritis son padecimientos frecuentes que pueden cursar con ojo rojo. Pero son cuadros normalmente bilaterales y bastante simétricos: ambos ojos están rojos. Sin embargo, el enrojecimiento de un sólo ojo llama más la atención, y no lo achacamos a ojos cansados, irritados o secos (aunque podría ser).

En este artículo trataremos sobre una de esas posibles causas y, probablemente, de las menos conocidas, la Escleritis y la Epiescleritis.

La escleritis es una inflamación dolorosa de la esclera, es decir la parte blanca del ojo. Los tejidos duros y fibrosos de la esclerótica forman una capa exterior de protección para el ojo y cubren el 83% de la superficie del ojo. La escleritis ocurre con mayor frecuencia en personas con edades comprendidas entre los 30 y los 60 años y es rara en los niños.

La esclerótica o esclera es la capa opaca, fibrosa, protectora, externa del ojo que contiene colágeno y fibras flexibles, que forma el “blanco del ojo”. En los niños, es más delgada y es tenuemente azul. En los ancianos, los depósitos de grasa en la esclera pueden hacer que parezca tenuemente amarilla. La Epiesclera es la capa más externa de la esclera. Se compone de tejido suelto, fibroso, elástico. Facilita el deslizamiento del globo ocular con las estructuras vecinas. La esclera mantiene la forma del globo, ofreciendo resistencia a las fuerzas internas y externas.

 

anatomia-esclera

Así como la escleritis es una inflamación de la esclerótica, la epiescleritis es la inflamación de la epiesclera. Es una condición menos grave. Sin embargo la escleritis a menudo se contrae a causa de enfermedades subyacentes. Si no se trata, puede causar ceguera. La episcleritis y la escleritis afectan principalmente a mujeres. En la episcleritis la edad media es de 43 años y en la escleritis es de 52 años.

Escleritis

La clasificación de la escleritis se basa en si la enfermedad afecta a la parte anterior o posterior de la esclerótica. La escleritis anterior es la forma más común, representando aproximadamente el 98% de los casos. La escleritis posterior, la que afecta a la parte trasera del ojo, es más rara. Un 32% de los casos de escleritis es bilateral, es decir afecta a ambos ojos.

Además también podemos clasificar la escleritis anterior en:escleritis-difusa-nodular

  • Escleritis anterior difusa. La forma más frecuente de la escleritis.
  • Escleritis anterior nodular. En esta forma aparecen pequeñas protuberancias rojas en forma de nódulos. Tiene cerca de un 20% de riesgo de transformarse en escleritis necrotizante, que es la forma más grave de escleritis.
Causas

La escleritis está típicamente asociada con un trastorno autoinmune, aunque bien es cierto que en otros casos, la causa es desconocida. El 57% de los pacientes con escleritis tienen una enfermedad asociada, más frecuentemente una enfermedad del colágeno o un síndrome vasculítico, por ello una estudio sobre la causa es fundamental en todos los casos.

La escleritis puede estar asociada con:

  • Diferentes formas de artritis inflamatoria
  • Lupus
  • Alguna enfermedad del tejido conjuntivo
  • Enfermedad inflamatoria intestinal
  • Síndrome de Sjogren
  • Granulomatosis de Wegener
  • Esclerodermia

La escleritis también puede ser el resultado de trauma en el ojo, o en raras ocasiones, puede ser causada por un hongo o un parásito.

Síntomas

Los síntomas de escleritis incluyen:

  • Enrojecimiento de la esclerótica y la conjuntiva, en ocasiones cambiando a un color púrpura.fotofobia
  • Dolor ocular severo. El dolor con cierta frecuencia se describe como profundo o bien desganado. Este dolor también puede extenderse hacia la mandíbula, la cara o la cabeza en el lado afectado.
  • Fotofobia (sensibilidad a la luz) y lagrimeo.
  • Disminución de la agudeza visual, que puede causar ceguera.

El dolor de la epiescleritis es menos grave que en la escleritis. Los síntomas de escleritis posterior incluyen:dolores-de-cabeza

  • Dolores de cabeza profundos
  • Dolor al mover los ojos
  • Visión doble
Complicaciones

En ciertos casos, la escleritis puede conducir a la formación de protuberancias. Otras complicaciones de la escleritis incluyen un daño a la córnea, o pueden conducir a daños en la parte trasera del ojo. No es raro que cause pérdida de la visión parcial o completa, sobre todo si no es tratada.

Tratamiento

Debe ser tratada tan pronto como los síntomas sean evidentes. Habitualmente, la escleritis se puede tratar a través del empleo de fármacos anti-inflamatorios para reducir el dolor y la inflamación. Esto aliviará los síntomas, no obstante se debe abordar el problema de fondo que ha causado la escleritis.

En casos de escleritis necrotizante (el tipo más grave de escleritis), pueden ser necesarios los esteroides o los medicamentos inmunosupresores. En casos muy graves de escleritis necrotizante, se debe realizar cirugía ocular para reparar dañado corneal tejido en el ojo y preservar la visión del paciente.

En la mayoría de los casos, la afección desaparece sin tratamiento, pero puede reaparecer.

Epiescleritis

La condición se caracteriza por la aparición repentina de dolor ocular leve y enrojecimiento. En general parece mucho más grave epiescleritisde lo que verdaderamente es y puede ser preocupante para las personas que no están familiarizadas con esta infección. En muchos pacientes, se soluciona por sí misma, aunque en otros casos, puede requerir la atención de un oftalmólogo.

No se debe confundir con la escleritis, una condición considerablemente más grave que se asocia de manera frecuente con una enfermedad subyacente. Sólo el 32% de los pacientes con episcleritis tienen una enfermedad asociada, más frecuentemente la alergia, la rosácea, o la gota.

Causas

La mayor parte de los casos de epiescleritis no tienen una causa reconocible, si bien una pequeña fracción de los casos está asociada con distintas enfermedades sistémicas. El enrojecimiento en el ojo se debe a la congestión de los vasos sanguíneos epiesclerales. Aunque debemos tener en cuenta que múltiples enfermedades están asociadas con la epiescleritis, incluyendo:

  • Enfermedades del tejido conectivo, como la artritis reumatoide.
  • Enfermedades sistémicas vasculíticas, como la Granulomatosis de Wegener.
  • Rosácea. Es una enfermedad  crónica de la piel caracterizada por enrojecimiento de la cara, pústulas e hinchazón.
  • Atopia. El sistema inmune produce más anticuerpos de lo normal en respuesta a un alérgeno (aquello que produce alergia).
  • Gota. Es una condición médica general que se caracteriza por ataques recurrentes de artritis inflamatoria aguda.
  • Colitis ulcerosa. Una enfermedad de la de colon.

En extrañas ocasiones, episcleritis puede ser ocasionada por escleritis.

Síntomasesclera-irritada

En la episcleritis, el inicio de los signos y de los síntomas es agudo, el curso suele ser autolimitado, es decir con el tiempo acaban remitiendo sin necesidad de tratameinto. Las recurrencias pueden ser frecuentes, y existe bilateralidad en un 30% de los casos.

El principal síntoma es la sensación de ardor o molestia leve localizado en el globo ocular que no empeora con la palpación. Los síntomas de la epiescleritis también incluyen enrojecimiento, lagrimeo. El dolor de la epiescleritis es por norma general leve, menos grave que en la escleritis.

Complicaciones

En general, epiescleritis no causar complicaciones en los ojos, sin embargo, aunque es poco frecuente, algunos casos pueden progresar a escleritis.

Tratamiento

Con frecuencia, no se necesita tratamiento, pues la epiescleritis es una condición autolimitante y acaba desapareciendo con el tiempo. La mayoría de los casos de epiescleritis se solucionan en 7 a 10 días. Aunque también depende del tipo de epiescleritis, puesto que el nodular al ser más agresivo también tarda algo más.

El tratamiento se centra en aliviar los síntomas principalmente. Con el uso, por ejemplo de lágrimas artificiales y en casos más graves uso de antiinflamatorios. En algunos casos, la afección puede reaparecer. En raras ocasiones, se puede presentar escleritis.

Síguenos en Facebook

Cris Arroyo

Escritora

Cris Arroyo es escritora y optico-optometrista en España