Select Page

Fotofobia


La luz es fuente de vida. Sin embargo, son muchas las personas que sufren intolerancia

Quizás sea ahora más que nunca cuando el sol sea nuestro mejor amigo o nuestro peor enemigo, principalmente para aquellos que sufren de FOTOFOBIA o intolerancia a la luz.

La fotofobia consiste en una intolerancia a la luz, ya sea natural o artificial. Afecta a personas de todas las edades. Sin embargo, fotofobiaexisten distintos niveles de intolerancia. Hay personas que solo manifiestan sensibilidad ante la luz brillante, como la procedente del sol o de las lámparas fluorescentes e incandescentes. Pero existen casos más graves en los que no se puede soportar ningún tipo de iluminación.

¿Es Una Enfermedad?

No es una enfermedad, sino un síntoma. Esto quiere decir que cuando alguien se presenta con fotofobia en una consulta no debemos tratarla como el objetivo final, sino debemos buscar qué lo ha causado.

Entre las causas más comunes para la aparición de la fotofobia, los expertos señalan que las personas con degeneración macular asociada a la edad (DMAE) tienen mayor sensibilidad a la luz. También las personas con cataratas o las que padecen cualquier tipo de alteración en la córnea.

Existen otras causas como:

  • Abrasiones corneales o úlceras corneales
  • Irritaciones derivadas del mal uso de lentes de contacto
  • Quemaduras solares
  • Cirugías refractivas
  • Uveítis (inflamación de la úvea)
  • Migraña.  No hay que confundir la fotofobia con los sucesos oculares del aura que se asemejan a relámpagos y que se producen unos 20-30 minutos antes de las cefaleas migrañosas.
  • Como consecuencia de una examen ocular en el que te han dilatado las pupilas
  • Efecto secundario de algún medicamento. Ciertos medicamentos comunes como los antihistamínicos, las píldoras anticonceptivas y los antibióticos tienen efectos oculares que producen fotofobia. Generalmente se debe a que los medicamentos producen la dilatación o el aumento de tamaño de las pupilas.

La fotofobia no afecta por igual a todos. En la mayoría de los casos la única manifestación es la leve sensibilidad a la luz. De hecho, puede que una persona se despierte con esa sensibilidad y, al día siguiente, no haya rastro de ella. Todo dependerá de cómo evolucione ese “problema de base” que tiene como síntoma la fotofobia.

También hay que recordar que aquellas personas con ojos claros tienen una mayor sensibilidad o predisposición a la fotofobia. Esto es debido a que es el iris quien frena la entrada de luz a la retina, al ser poco pigmentado, facilita una mayor entrada.

Aunque la anatomía de los ojos se compone de filtros que nos protegen para que solo llegue una pequeña cantidad de rayos UVB y UVA a la retina, el ambiente y la constante destrucción de la capa de ozono provocan que haya mayor exposición a la radiación solar, que son los principales causantes de diversas enfermedades oculares y, estas a su vez causantes de fotofobia.

Si tienes fotofobia notarás que…

La fotofobia puede ocasionar molestia o dolor leve, moderado o intenso cuando los ojos se exponen a fuentes de luz natural o artificial, en exteriores o interiores. La sensación de ardor o de picazón, las muecas de dolor o el entrecerrar los ojos ante la presencia de luz y el exceso de producción de lágrimas son síntomas de la fotofobia. La exposición a los cambios de luz puede provocar desde incomodidad momentánea y deslumbramiento, hasta fatiga y otros trastornos de la visión.

sintomas de fotofobia

Picor continuo de ojos
Sientes la necesidad de entrecerrar o, incluso, cerrar por completo los ojos
Lagrimeo excesivo.

¿Cuál es el tratamiento?

La mejor manera de tratar la fotofobia es abordar su causa principal. Para ello debes realizarte un examen visual completo con tu profesional sanitario. No olvides contarle a tu profesional de la visión qué medicamentos estás tomando, ya que pueden ser el factor desencadenante. Recuerda:

  1. Emplear gafas oscuras y llevar sombrero: las gafas frenan la radiación luminosa y deben ser cerradas para que no entre luz por los laterales y por arriba.
  2. Bajar las luces en casa, cerrar los ojos cuando sea posible y evitar la luz solar.
  3. Acudir al oftalmólogo o médicousa gafas de sol

LAS GAFAS DE SOL SON UNA HERRAMIENTA DE PREVENCIÓN. ¡ÚSALAS!

Si quieres saber un poco más sobre el sol y sus efectos sobre los ojos pásate por aquí. Además también verás consejos y características de las gafas de sol

Si conoces a alguien que se beneficiaría de esta información, por favor compartir

 

Síguenos en Facebook

Facebook Pagelike Widget

Cris Arroyo

Escritora

Cris Arroyo es escritora y optico-optometrista en España