shopify analytics ecommerce
tracking

 La Hemorragia Sub-conjuntival

 

Sangre en la parte frontal del ojo puede ser alarmante y muchas veces la persona que la tiene no estará al tanto de ello, hasta que alguien les dice o se ven en el espejo. El término técnico es una hemorragia sub-conjuntival. La conjuntiva es la cubierta transparente sobre la parte blanca del ojo (esclerótica). Un pequeño vaso sanguíneo se rompe y una pequeña cantidad de sangre se fuga y queda atrapada debajo de la conjuntiva, lo cual causa que el ojo se vea muy rojo.

Los Síntomas

La mayoría de las veces los síntomas son mínimos, una ligera sensación de picazón puede presentarse. Rara vez hay un cierto malestar presente. El dolor no es común con una hemorragia sub-conjuntival y puede indicar un problema hemorragia sub conjuntivaldiferente y más serio.

Si usted presenta dolor ocular, un cambio repentino en la visión o sensibilidad a la luz además de enrojecimiento, debería ver a un oculista de inmediato.

Causas

Un traumatismo en el ojo es la causa más obvia y común. Un dedo en el ojo al practicar deportes o la rama de un árbol, son dos ejemplos.

Una hemorragia sub-conjuntival es una complicación frecuente (aunque mínima) de la cirugía ocular. Las personas que reciben inyecciones oculares como tratamiento para la degeneración macular húmeda y otras condiciones a veces pueden tener una pequeña hemorragia.

Las personas que estén tomando anticoagulantes son más propensas a sangrar y tener una hemorragia conjuntival. Si usted toma Coumadin (warfarina), Plavix o incluso aspirina, usted está en un mayor riesgo de tener una hemorragia.

El esfuerzo es a menudo una causa de hemorragia del ojo debido al aumento temporal de la presión arterial. Levantar objetos pesados, toser, estornudar o estar estreñido puede causar una hemorragia sub-conjuntival.

Tratamiento

El tratamiento gira en torno a minimizar la irritación y el malestar. Lubricar el ojo con lágrimas artificiales y el uso de compresas frías ayudará a que el ojo se sienta mejor, pero no soluciona el problema. Se necesita tiempo para que la sangre se disperse, generalmente de 7-10 días o más.

No deje de tomar cualquier medicamento para adelgazar la sangre a menos que su médico se lo indique.

Evite frotarse el ojo, ya que esto puede potencialmente hacer que vuelva a sangrar, sobre todo si el inicio fue reciente.

Debería hablar con su médico si usted está experimentando hemorragias sub-conjuntivales recurrentes. Esto puede indicar un trastorno de la coagulación de la sangre subyacente.

Síguenos en Facebook

Martin Diaz

Fundador/Escritor

Dr. Martín Díaz es fundador de TuVistaSana y optometrista en Virginia