Select Page

La Miopía

 

La miopía también conocido como visión corta o visión próxima es el error refractivo más común en el mundo y su frecuencia ha ido aumentando con rapidez en los últimos 30 años.

Las causas exactas para el aumento en la miopía no se conocen, pero la cantidad de tiempo que las personas pasan frente a los dispositivos electrónicos puede desempeñar un papel. Un estudio reciente sugiere que la falta de luz natural, un resultado de pasar más tiempo en casa, también puede ser un factor.

La genética también juega un papel, pero no explica el aumento repentino de la gente que sufre de miopía.

Un estudio del Instituto Nacional del Ojo mostró que en los EE.UU. el número de personas con miopía con edades de 12-54 aumentó del 25% de la población en 1971-1972 a casi el 42% en 1999-2004. En algunos países asiáticos la cifra es casi del 80%!

Los Síntomas de la Miopía

La borrosidad de los objetos distantes como las señales de la calle y tener problemas reconociendo la cara de alguien desde el otro lado de la calle son quejas comunes. En general, una persona con miopía no tendrá problemas con la lectura u otras tareas que realice de cerca.

Es usual que una persona con miopía entrecierre los ojos o experimente fatiga ocular o dolores de cabeza al tratar de ver los objetos distantes.

recetas para la miopia comienzan con un (-)

recetas para la miopia comienzan con un (-)

Si usted sigue presentando síntomas incluso con sus lentes o contactos puestos,  debería consultar con un oftalmólogo para ver si usted necesita una prescripción más fuerte.

¿Qué Causa la Miopía?

En alguien que es emetrópico (sin error refractivo), la luz que entra al ojo se enfoca en la retina exactamente en el lugar correcto. En una persona con miopía, los rayos de luz se enfocan delante de la retina. Esto es causado generalmente porque el ojo ha crecido un poco más largo y la luz ya no se centra donde debería.

Los rayos de luz también pueden quedar frente a la retina si el aumento de la córnea, la parte frontal transparente del ojo, se vuelve más curvada. La lente dentro del ojo también puede desempeñar un papel, aunque de menor manera que el poder de refracción de la córnea.

A veces es una combinación del aumento incrementado de la córnea y/o la lente, así como el alargamiento del ojo.

La mayoría de las veces, la miopía comienza en la infancia y no es raro que aumente rápidamente durante la pubertad. Por lo general, se ralentiza durante la segunda década de la vida e incluso se puede detener. La mayoría de las veces se estabilizará hasta la cuarta década de la vida cuando el ojo pasa por otros cambios a medida que envejecemos.

El Tratamiento de la Miopía

La miopía se trata fácilmente con anteojos y lentes de contacto. La cirugía refractiva también es una opción. Dependiendo de la gravedad de su miopía, puede que usted solo tenga que usar la corrección en ciertas situaciones como al conducir o en un salón de clases.

La cirugía refractiva corrige la miopía mediante la remodelación de la parte frontal del ojo, la córnea.

Hoy en día hay dos procedimientos comunes que utilizan un láser de excímeros.

  • PRK – fue la primera de las cirugías refractivas con láser modernas y utiliza un láser para aplanar y remodelar las capas frontales de la córnea. Esto cambia el foco de la luz que entra en el ojo, haciendo que se enfoque en la retina.
  • LASIK – que es más popular y el procedimiento más común hoy en día, implica la realización de un colgajo de las capas superiores de la retina, utilizando el láser para remodelar las capas medias y luego devolviendo el colgajo a su lugar.

Hay otra opción llamada ortoqueratología u orto-k, para abreviar. Implica el uso de lentes de contacto especiales de gas rígido permeable (GRP o GP) durante la noche para remodelar la córnea de forma temporal. Esta nueva remodelación le permite tener una visión clara durante el día sin la necesidad de lentes o contactos.

Una opción menos común que puede funcionar para personas que no cumplen los requisitos para los procedimientos refractivos con láser, porque su cantidad de miopía es demasiado alta o su córnea es demasiado delgada, implica colocar una lente implantada en el ojo. Estas se llaman LIO fáquicas (lentes intraoculares). Estas son generalmente permanentes.

Una LIO fáquica es similar a las utilizadas en la cirugía de cataratas, pero no reemplaza el cristalino natural.

Controlar o Frenar la Miopía

Debido al aumento en la incidencia de la miopía y los riesgos involucrados con altas cantidades de miopía, mucho interés e investigación están siendo llevados a cabo con el objetivo de frenar la progresión de la miopía.

Estudios realizados en Australia mostraron que algunos niños que llevaban una lente de contacto blanda experimental de “enfoque dual” en un ojo y un contacto normal en el otro ojo mostraron 30% o más de reducción en la progresión de la miopía.

La idea detrás de los contactos de doble enfoque es que desenfocando la luz que llega a la parte periférica de la retina puede que le dé señal al ojo de no alargarse, o a un ritmo más lento.

Actualmente estos contactos especiales no están disponibles en todos los países.

La Miopía Degenerativa/Patológica

En casos raros, la miopía puede progresar más allá de una molestia que se corrige con anteojos o lentes de contacto. En estos casos se considera degenerativa y puede conducir a la pérdida de la visión.

La regla general es que cualquier persona con más de -6.00 dioptrías de miopía está en riesgo de una miopía degenerativa. Sin embargo, esto no es una regla estricta.

Un ojo con esta forma de miopía se alargará a un ritmo muy rápido y esto estira el delicado tejido de la retina. El

miopía patológica pone a una persona en mayor riesgo de complicaciones que amenazan la vista

miopía patológica pone a una persona en mayor riesgo de complicaciones que amenazan la vista

alargamiento pone a la persona en un riesgo mucho mayor para los desgarros retinianos y el desprendimiento. También están a riesgo de tener un nuevo crecimiento anormal de los vasos sanguíneos llamado neo-vascularización.

Se cree que la miopía degenerativa es una condición heredada y por suerte afecta sólo un pequeño porcentaje de la población.

Aunque existen tratamientos para los efectos secundarios de este tipo de miopía, no hay una forma comprobada de detenerla. Un estudio piloto del 2008 mostró que un medicamento oral llamado 7-metilxantina (7-mx) ayudó a frenar la rápida elongación del ojo en niños de 8-13 años de edad.

El tiempo de simplemente corregir la miopía en los niños ha llegado a su fin. Puede ser gestionado y en muchos casos controlado. Los padres ya no tienen que esperar que la vista de sus hijos siga empeorando. Ya no lo veo como un inconveniente, un error de refracción, es una enfermedad.

Dr. Martín Diaz

Optometrista, fundador TuVistaSana.com

Síguenos en Facebook

Facebook Pagelike Widget

Martin Diaz

Fundador/Escritor

Dr. Martín Díaz es fundador de TuVistaSana y optometrista en Virginia