shopify analytics ecommerce
tracking
Select Page

La Parálisis de Bell

La Parálisis de Bell es una repentina y temporal debilidad o parálisis de la mayoría de los músculos de un lado de la cara. El séptimo nervio craneal, el nervio facial, se daña y causa que el rostro del lado afectado cuelgue. La causa a menudo es desconocida, pero se ha asociado a virus como el herpes simple y el herpes zoster – el virus de la culebrilla. Otros factores de riesgo incluyen la enfermedad de Lyme, la diabetes y el embarazo. Muchas otras condiciones pueden causar debilidad o parálisis facial. Si no se puede encontrar una causa específica, la afección se denomina Parálisis de Bell.

Síntomas de la Parálisis de Bell

  • Debilidad o parálisis repentina de los músculos facialeshombre con paralisis de bell
  • Dificultad para cerrar un ojo de un lado
  • Babeo
  • Lagrimeo excesivo o extrema sequedad de un ojo
  • Pérdida del sentido del gusto
  • El entumecimiento de la cara

¿Cómo se diagnostica la Parálisis de Bell?

Su médico realizará una historia detallada de sus síntomas antes de hacerle un examen físico. Es muy probable que le realice pruebas del nervio craneal para probar la función de todos sus nervios craneales para descartar cualquier otro problema. Si el diagnóstico no está claro es posible que quieran realizar unas pruebas imagenológicas, como una tomografía computarizada (TAC) o una resonancia magnética (RM). También puede ser necesario hacer unos exámenes de sangre.

Tratamiento para la Parálisis de Bell

La mayoría de los casos de Parálisis de Bell se resuelven espontáneamente dentro de 1 a 2 meses. Es posible, sin embargo, que usted quede con alguna debilidad o parálisis facial permanente. A veces se prescriben fármacos corticosteroides para ayudar a reducir el riesgo de problemas a largo plazo. Si se sospecha que la causa está relacionada con un virus, puede que tenga que tomar Aciclovir o un medicamento similar. Debido a que puede ser difícil cerrar el ojo completamente, puede que tenga que utilizar lágrimas artificiales para mantener su ojo lubricado. El uso de un ungüento para los ojos puede ser necesario durante la noche para impedir que el ojo se reseque. Si usted sufre de Parálisis de Bell, le puede ser difícil mantener sus párpados cerrados especialmente durante la noche. Esto puede llevar a un síndrome del ojo seco porque no puede cerrar el ojo completamente. Ciertos metales pesados como el oro, platino, o el acero inoxidable, ​​se utilizan como pesos para los párpados. Ellos están unidos al párpado en forma de un pequeño parche.

Síguenos en Facebook

Martin Diaz

Fundador/Escritor

Dr. Martín Díaz es fundador de TuVistaSana y optometrista en Virginia