Select Page

Pinguécula

Una pinguécula es un área engrosada, elevada y ligeramente amarillenta de la conjuntiva en la parte blanca del ojo (esclera), cercano al borde de la cornea.

Estas protuberancias no son cancerosas y ocurren sobre esa parte de la esclera que se encuentra entre los parpados. Si se imagina la cornea como un reloj, ellas se localizan entre las 0300 y 0900. Usualmente están en la parte de la esclera próxima a la nariz.

Causas

Aunque las causas exactas de la pinguécula no son conocidas, lo que sí se sabe es que la exposición a factores ambientales como el viento y el polvo pueden ser factores de riesgo. La exposición UV a largo plazo también parece ser una causa, pero la evidencia de esto no está bien documentada.

La ubicación física es asociada con la pinguécula y aquellos que viven más cerca del ecuador son más propensos a desarrollar una pinguecula, por lo cual el sol y la exposición a los rayos UV es considerada una causa.

Es más común encontrar una pinguécula en personas de mediana o mayor de edad aunque adultos jóvenes e incluso niños

https://commons.wikimedia.org/wiki/File:PRE-OPERATIVE_PINGUECULA.JPG

una pinguécula típica

pueden verse afectados.

Para disminuir el riesgo de desarrollar una pinguecula debe usar anteojos de sol, preferiblemente grandes que no solo lo protejan del sol, sino también del viento y el polvo.

Síntomas

Para la mayoría de las personas no existen síntomas de la pinguécula. Si, sin embargo, experimentasen síntomas, usualmente incluyen ardor, escozor, picazón y sensación de cuerpo extraño. Estos son los mismos síntomas del ojo seco, el cual resulta de una alteración de la película lagrimal. Debido a que la pinguécula es una protrusión de la superficie normalmente lisa del ojo, puede llevar a la ruptura de la película lagrimal.

Es común que los vasos sanguíneos que transcurren sobre la pinguecula estén ligeramente inflamados y pueden hacer que alguien con una pinguécula luzca como si siempre tuviese los ojos ligeramente rojos.

Raramente una pinguecula puede llegar a estar muy irritada, roja y elevada. Esto es llamado pingueculitis y usualmente es el producto de una resequedad excesiva, viento y exposición al sol.

Tratamiento

El tratamiento para la pinguécula depende de los síntomas. Si no existen síntomas, no es necesario tratarse.

Para una ligera irritación, sequedad y sensación de cuerpo extraño usualmente se prescriben gotas lubricantes para los ojos. Los lentes de contactos algunas veces pueden ayudar con los síntomas de la pinguécula debido a que ellos proveen recubrimiento y amortiguación. Raramente son usados lentes de contacto escleróticos especiales para ayudar a cubrir la protrusión y protegerla de daños futuros causados por el sol o la irradiación.

Para síntomas aún más severos, o un brote agudo de pingueculitis pueden usarse gotas de esteroides y antiinflamatorios no esteroideos (AINES). Estas gotas no son soluciones a largo plazo y sin embargo el uso continuo de gotas para la resequedad en los ojos puede ser usado para evitar reagudizaciones futuras.

Aunque la pinguécula se puede extirpar quirúrgicamente, no es común y se reserva para casos especiales.

Las pinguéculas no son cancerígenas, pero usted debería consultar a su oftalmólogo si se percata de cambios en el tamaño, forma, color o desarrollo de nuevas protrusiones encima o alrededor de su ojo.

 

Síguenos en Facebook

Facebook Pagelike Widget

Martin Diaz

Fundador/Escritor

Dr. Martín Díaz es fundador de TuVistaSana y optometrista en Virginia