shopify analytics ecommerce
tracking
Select Page

Reacciones Adversas Oculares De Los Medicamentos


¿SABÍAS QUÉ…?

En la actualidad, se emplean en el mundo más de 10.000 productos farmacéuticos con finalidades terapéuticas.

El consumo de medicamentos a nivel mundial se ha triplicado en los últimos 10 años.

El desarrollo terapéutico ha permitido grandes avances, pero este progreso se ha acompañado también de accidentes, obligando a una mayor seguridad en la administración de medicamentos.

reaccion adversaComo la mayoría sabréis, los medicamentos tienen algunos efectos secundarios, o pueden producir una reacción de hipersensibilidad o reacciones adversas. Para tener claro qué es cada cosa, os explicamos las diferencias.

Efecto secundario

Efecto no causado directamente por el fármaco. Estos efectos son producidos como consecuencia indirecta de la acción del medicamento.

Ej: candidiasis en pacientes tratados durante tiempo con antibióticos, por alteración de la microflora

Reacción de hipersensibilidad

Respuesta anormal a un medicamento producida por un mecánismo inmunológico. Cualquier sustancia extraña al organismo capaz de producir una respuesta inmunológica es un alérgeno. Simplificando es tener alergia a ese medicamento o alguno de sus componentes.

Reacción adversa

“Cualquier respuesta a un medicamento que sea nociva y no intencionada, y que tenga lugar a dosis que se aplican normalmente en el ser humano para la profilaxis, el diagnóstico o el tratamiento de enfermedades, o para la restauración, corrección o modificación de funciones fisiológicas. Este término incluye también todas las consecuencias clínicas perjudiciales derivadas de la dependencia, abuso y uso incorrecto de medicamentos, incluyendo las causadas por el uso fuera de las condiciones autorizadas y las causadas por errores de medicación”

¿CÓMO PUEDE AFECTAR UN MEDICAMENTO AL OJO?

Cuando hablamos de afectación ocular de los medicamentos, hablamos de aquellos que se usan a nivel sistémico, bien sea de forma oral o tópica. Y es que cuando el medicamento viaja por la sangre, esta también circula por el ojo, siendo este muy pequeño en relación con el aporte sanguíneo tan elevado que necesita. El ojo es un órgano con una alta susceptibilidad a sustancias tóxicas y aunque disponga de barreras que lo protegen, los medicamentos pueden causar reacciones.

Sin embargo existen diversos factores que pueden alterar estas reacciones adversas, por ejemplo:

  • La dosis o cantidad de fármaco: dosis altas o dosis que se prolongan mucho en el tiempo de algunos fármacos pueden acabar siendo tóxicas.
  • Propiedades físico-químicas: según la composición del fármaco tendrá mayor o menor facilidad para penetrar en el organismo o para causar ciertas reacciones.
  • Características de la persona: la edad y sexo de quien consume el fármaco influyen en cómo este afecta (los niños y ancianos son más susceptibles y las mujeres más que los hombres). Así como también puede influir si la persona tiene otra enfermedad que pueda alterar el metabolismo del fármaco

REACCIONES ADVERSAS OCULARES DE…

Los AINEs (Antiinflamatorios no estereoideos), como por ejemplo el ibuprofeno o la aspirina. Estos efectos remiten con la supresión del medicamento

La aspirina a bajas dosis puede generar rotura de vasos conjuntivales, visión borrosa o miopía transitoria. Y el Ibuprofeno puede causar conjuntivitis, enrojecimiento e irritación del párpado o en ocasiones una disminución de la visión transitoria.

Los glucocorticoides como el cortisol o hidrocortisona son antiinflamatorios muy potentes. Y pueden causar cataratas, glaucoma, dilatación de la pupila, miopía o ptosis.

Los antidepresivos se pueden clasificar en diferentes tipos según como actúen. Cada uno tiene sus efectos, pero de forma general pueden causar: visión borrosa, visión doble, hipertensión ocular, disminución de la secreción lagrimal (sequedad ocular) o dilatación de la pupila y consecuentemente fotofobia o molestia a la luz.

Los antipsicóticos como el haloperidol o la clorpromazina pueden causar dilatación de la pupila, disminución de la visión, cataratas, miopía o una pigmentación de algunas estructuras como la córnea, el cristalino o la retina. Como hemos dicho previamente la aparición de estos efectos depende mucho del tiempo del tratamiento. Ya que en tratamientos menores de un año es más infrecuente observarlos.

Los antiarrítmicos como la quinidina o la amiodarona, que se usan para las alteraciones del ritmo cardíaco, pueden causar queratoconjuntivitis seca, queratopatía en remolino, ambliopía tóxica, discromatopsias (alteraciones de la visión del color), dilatación de la pupila o visión borrosa.

queratopatia en remolino

Queratopatía en remolino

Los antiartríticos, como el metotrexato o la cloroquina, usados para tratar artritis pueden causar síndrome de ojo seco, inflamación de los párpados, fotofobia, depósitos corneales o alteraciones en la retina.

depositos corneales

Depósitos corneales

Los antiparkinsonianos, como la levodopa o carvidopa, utilizados para tratar Parkinson, pueden causar alteraciones de la pupila, visión doble, alteraciones en los músculos oculares, ambliopía, visión borrosa y alucinaciones visuales entre otras.

Los antiepilépticos, como la fenitoína o carbamazapina, usados para tratar la epilepsia, pueden causar nistagmus, papiledema (inflamación de la papila de la retina, solo en altas dosis), diplopía o glaucoma.

A TENER EN CUENTAdoctor

Esto es un resumen y parte de información para que sepáis que la toma de medicamentos puede afectar a más zonas de las que pensáis y entre ellas el ojo. Pero lo más importante es que siempre debéis consultar con vuestro médico en caso de que notaseis algo raro. También es importante leer el prospecto, ya que muchas de las dudas estarán allí resueltas.

Síguenos en Facebook

Cris Arroyo

Escritora

Cris Arroyo es escritora y optico-optometrista en España