Select Page

Retinopatía Diabética


 

La retinopatía diabética, una de las complicaciones de la diabetes, causa cambios en la retina, el tejido sensible a la luz en la parte posterior del ojo.nivel-de-azucar

La diabetes daña los vasos sanguíneos del cuerpo y provoca que se debiliten y sean más propensos a filtrarse. Mientras mayor sea el tiempo que una persona haya padecido de diabetes y mientras menos controlados estén sus niveles de azúcar (glucosa) más probable será que exista una retinopatía u otra complicación como la neuropatía.

La retinopatía puede conllevar a la perdida permanente de la visión, incluyendo la ceguera. Un porciento de los casos globales de ceguera son causados por la diabetes.

La diabetes también puede causar un daño importante sobre los riñones, el corazón, los nervios y los vasos sanguíneos.

Acorde con la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2014 la prevalencia mundial fue de 9% entre adultos de 18 años y mayores.

Más del 80% de las muertes atribuibles a la diabetes ocurren en países de bajos y medianos ingresos.

La prevalencia de las personas con diabetes en países de habla hispana varía del 5.58% a casi un 13%.

Tipos de Diabetes

Diabetes tipo 1 – en el pasado la diabetes tipo 1 era conocida como insulino-dependiente, juvenil o infantil y es caracterizada por la falta de producción de insulina por el cuerpo el cual requerirá de inyecciones diarias de insulina o el uso de una bomba de insulina para sobrevivir.

En este momento no existe cura o modo conocido de prevenir la diabetes tipo 1.

Los síntomas incluyen orinar excesivamente (poliuria), sed extrema (polidipsia), hambre extrema (polifagia) pérdida de peso y fatiga. Todos esos síntomas pueden aparecer súbitamente.

Diabetes tipo 2 – 90% de los casos de diabetes son tipo 2. Aparece cuando el cuerpo no puede usar efectivamente la insulina. Algunas personas con diabetes tipo 2 alcanzan un punto donde ellos también se ven en la necesidad de usar insulina para controlar sus niveles sanguíneos de azúcar.

La mayoría de los casos de diabetes tipo 2 son debido al exceso de peso corporal y la falta de actividad física.

Los síntomas de la tipo 2 a menudo son similares a los de la tipo 1 pero menos severos. No es raro que la diabetes tipo 2 pase sin diagnosticarse por muchos años, especialmente si la persona no visita a su doctor con regularidad.

Intolerancia a la glucosa (ITG) y glucosa alterada en ayunas (GAA) – a menudo es conocida como pre-diabetes o diabetes borderline los cuales son nombres inadecuados. Ellos implican que el desarrollo de la diabetes es inevitable lo cual no es el caso.

Ambos de estos términos representan una fase transicional entre niveles séricos de glucosa normales y la diabetes. Si se cumplen los pasos apropiados, se puede prevenir la diabetes.

Diabetes gestacional – ocurre durante el embarazo donde los niveles de glucosa en sangre están por encima de lo normal pero no al nivel de una diabetes. Las mujeres con estos niveles elevados de glucosa se encuentran en mayor riesgo de sufrir complicaciones durante el embarazo y en un mayor riesgo de padecer de diabetes tipo 2 en el futuro.

Síntomas Oculares de La Diabetes

Algunos de los síntomas de la retinopatía diabética (RD) se presentan en otras condiciones oculares o puede que no lo incomoden en demasía o puede que aparezcan y desaparezcan.

Los síntomas incluyen:

  • Visión fluctuante
  • Dolor ocular
  • Visión doble
  • Ver puntos o “flotantes
  • Desarrollar un área oscura (escotoma) en su campo visual
  • Visión borrosa o distorsionada
  • Cataratas
  • Cambios frecuentes en sus prescripciones para lentes

Signos Que Buscará Su Doctor

Aun si usted no ha sido diagnosticado con diabetes, su oftalmólogo observara cambios típicos en la examinación ocular.

Estos cambios incluyen hinchazón de la retina, hemorragias pequeñas y/o grandes, depósitos, cambios en el tamaño y la forma de los vasos sanguíneos y, algunas veces, crecimiento anormal de los vasos.

La mayoría de los diabéticos no presentan la retinopatía hasta que han tenido diabetes por muchos años pero la retinopatía puede aparecer después de cualquier periodo de tiempo. El riesgo de padecer la retinopatía aumenta con la duración de la enfermedad y con el descontrol de los niveles de glucosa.

Entre los diabéticos tipo 1 el 60% tendrá algún grado de retinopatía luego de 10 años. Para los diabéticos tipo 2, luego de 10 años, 23% padecerán de la retinopatía.

Luego de 30 años con diabetes, cerca del 100% tanto de los diabéticos tipo 1 como los tipo 2 tendrán algo de retinopatía

Tipos de Enfermedades Oculares Diabéticas

retinopatia-no-proliferativa

ejemplo de retinopatía no proliferativa. Hemorragias y manchas algodonosas

Retinopatía diabética no proliferativa (RDNP) – esta es la etapa más temprana de la retinopatía y está caracterizada por pequeñas áreas hemorrágicas y cambios en la forma y el tamaño de los vasos sanguíneos.

Estos cambios pueden aparecer en cualquier momento luego del establecimiento de la diabetes, pero el riesgo de aparición de estos cambios incrementa a medida que aumenta el tiempo de duración de la diabetes.

La retina presenta pequeños puntos y manchas hemorrágicas, microaneurismas y manchas algodonosas – áreas focales infartadas de la capa nerviosa de la retina.

El RDNP es clasificado por estados basados en el número de puntos de sangrado y otros cambios encontrados. Existen 3 grados de RDNP: leve, moderado y severo.

A veces el RDNP es la primera indicación de que alguien padece de diabetes.

Retinopatía diabética proliferativa (RDP) – la retinopatía proliferativa representa un pobre estado de salud de la retina y conlleva a un alto riesgo de pérdida de la visión.

El sello distintivo de la RDP es la neovascularización, donde vasos sanguíneos nuevos y con fugas se forman sobre la retina, usualmente sobre o alrededor del nervio. La neovascularización también puede aparecer en la retina o incluso en el iris.

Esas capas de vasos sanguíneos con fugas pueden permitir el paso de sangre al espacio que existe entre la retina y el humor vítreo, llamada hemorragia pre-retiniana o incluso dentro del humor vítreo. Esta sangre puede bloquear la visión y causar que la persona vea un punto rojo o negro en su visión.

El tejido fibroso también puede crecer sobre estos vasos sanguíneos y contraer y empujar la retina, causando un desprendimiento de retina.

Edema macular clínicamente significante (EMCS) – algunas veces también llamado edema macular diabético (EMD).

El edema macular puede aparecer en cualquier etapa o nivel de la retinopatía aunque generalmente aparece tardíamente en el curso de la enfermedad.

Representa una de las causas más importantes de la perdida de la visión en pacientes diabéticos y puede ser difícil de tratar.

29% de los diabéticos tipo 1 y 28% de los diabéticos tipo 2 experimentarán del edema macular luego de 20 años.

Existen dos clases de edema macular:

  • Focal – generalmente en áreas donde se localizan los vasos sanguíneos filtrantes y muchos microaneurismas.
  • Difuso – grandes áreas de pequeños vasos sanguíneos con fugas de la retina (capilares).

A veces se realiza una prueba llamada angiografía con fluoresceína para medir la extensión de la hinchazón de la retina. Implica tener sus ojos dilatados y colocar una cámara retiniana mientras se aplica un colorante especial en su brazo. Un filtro especial de la cámara le permite a su oftalmólogo observar donde se está filtrando líquido en su retina. Esto ayuda a guiar el pronóstico y el tratamiento.

Con una enfermedad ocular diabética mínima o con la ausencia de la misma, usted debería ser evaluado mediante un examen con dilatación ocular al menos una vez cada año. En etapas más tardías de la enfermedad puede que usted amerite ser evaluado más frecuentemente.

¿Quién Está En Riesgo de Padecer La Retinopatía Diabética?

Como fue mencionado anteriormente, luego de 30 años casi todos los diabéticos, tanto tipo 1 como tipo 2, tendrán algún nivel de retinopatía de leve a moderada.

En conjunto con la duración de la diabetes, mientras más descontrolados se encuentren sus niveles de glucosa mayor será el riesgo de padecer la retinopatía. La mayoría de los oftalmólogos le preguntarán sus últimos valores conocidos de hemoglobina A1c. Esta es una medición de sus niveles promedios de glucosa durante un periodo de 2-3 meses.

Un resumen de los factores de riesgo para la retinopatía diabética:

  • Duración de la diabetes
  • Control inadecuado de los niveles de azúcar
  • Presión sanguínea elevada
  • Colesterol elevado
  • Consumo de tabaco
  • Embarazo
  • Raza negra, hispana o Nativo Americana

Importancia de los exámenes oculares regulares

Realizarse un examen ocular regular puede ayudar a descubrir problemas causados por la diabetes, hipertensión y muchas otras condiciones sistémicas. Solo porque usted ve bien no significa que nada esté mal con sus ojos.

Si conoces a alguien que se beneficiaría de esta información, por favor compartir

 

Síguenos en Facebook

Facebook Pagelike Widget
Martin Diaz

Martin Diaz

Fundador/Escritor

Dr. Martín Díaz es fundador de TuVistaSana y optometrista en Virginia