Select Page

Uveítis


 

Es la inflamación de la úvea, puede afectar al iris, cuerpo ciliar, la pars plana y/o la coroides. A veces, por extensión, puede conjunto-uveaafectar también a la retina. El conjunto de iris + cuerpo ciliar + coroides forma la capa media del ojo denominada úvea.

UN POCO DE ANATOMÍA…

El ojo tiene tres capas de tejido diferentes. La más externa es la esclera (la capa blanca del ojo), y la más interna es la retina (la capa responsable de formar imágenes). La capa media entre la esclera y la retina se llama úvea.

La úvea contiene abundantes vasos sanguíneos que nutren la retina y otras estructuras del ojo. La inflamación de la úvea puede afectar a la córnea, la retina, la esclera y otras partes vitales del ojo. Es por ello que la inflamación de esta capa, puede comprometer a la visión de forma irreversible.

La úvea es muy sensible a procesos infecciosos e inflamatorios, ya que es el tejido con más vasos sanguíneos del organismo.

La uveítis puede ser la manifestación de una enfermedad generalizada ya establecida, ser un proceso limitado al ojo, o incluso ser el primer signo clínico de una enfermedad que se desarrollará mas tardíamente.

La infección de la úvea puede provocar graves pérdidas de visión debido a su contacto permanente con estructuras oculares delicadas, como la retina.

La Uveítis en Números

La uveítis es una de las causas de ceguera más importantes en el mundo. Afecta a un 0.1% de la población y constituyen un 10-15% de nuevos casos de ceguera. Es más frecuente entre los 30 y 40 años, aunque puede afectar a personas de cualquier grupo de edad. Hay que destacar que es la tercera causa de ceguera en países desarrollados y en personas en edad laboral y que el 10% de las pérdidas visuales totales son debidas a una uveítis.

Tipos

Como ya hemos dicho anteriormente la úvea consta de 3 partes:

Úvea Anteriorpartes-uvea

  • Iris: Parte del ojo que actúa como un diafragma controlando la entrada de luz. Cuando el ambiente es oscuro el iris se dilata y cuando hay mucha luz se contrae. El iris está pigmentado y es lo que da color externo a los ojos.
  • Cuerpo ciliar: es la estructura del ojo encargada de segregar el humor acuoso y de dar forma al cristalino para enfocar correctamente. Está entre el iris y la coroides.

Úvea Posterior

  • Coroides: Capa intermedia del ojo que contiene vasos sanguíneos

La inflamación de la úvea puede darse en una de las 3 capas o en todas. En función de donde afecte, se denominará de una forma u otra.

  • Uveítis anterior: hay inflamación del iris (iritis). Es la forma más común. Más frecuente en personas jóvenes y de mediana edad. No suele asociarse a ninguna enfermedad. Una iritis generalmente se presenta súbitamente y puede durar de seis a ocho semanas. Algunos tipos de uveítis anterior pueden ser crónicos o recurrentes.
  • Uveítis intermedia: (Pars plana); parte plana de la coroides, que afecta a las personas jóvenes y no suele asociarse a ninguna enfermedad. Los episodios de uveítis intermedia pueden durar de un par de semanas a años. La enfermedad mejora o empeora cíclicamente.
  • Uveítis posterior: afecta principalmente a la coroides (coroiditis). Suele producirse después de una infección o forma parte del cuadro de una enfermedad autoinmune. Una uveítis posterior puede desarrollarse lentamente y con frecuencia dura muchos años.
  • La panuveítis sucede cuando todas las capas de la úvea se inflaman.

Síntomas

Los síntomas son diferentes según la zona de la úvea que se encuentra afectada.uveitis-ojo-enrojecido

  • Si se trata de la parte anterior, podemos notar una mayor sensibilidad a la luz (fotofobia), enrojecimiento de los ojos, visión borrosa o dolor ocular.
  • Si la zona afectada es la parte posterior, es probable que no notemos dolor, aunque sí pérdida de visión y moscas volantes.

Los más característicos son:

  • Ojo enrojecido.
  • Visión borrosa.
  • Sensibilidad a la luz.
  • Manchas oscuras que flotan. Moscas flotantes.
  • Dolor en el ojo.

Puede haber también un área blancuzca (llamada hipopion), oscureciendo la parte inferior del iris. Esta parte blanca son células inflamatorias y pus depositado allí. Se trata de un signo clínico que ayuda al diagnóstico.

Lo más distintivo de la uveítis anterior es el ojo rojo, que a diferencia de la conjuntivitis, la rojez se concentra más alrededor de la cornea y no produce secreciones.

hipopionCausas

La uveítis es menos común en los diez primeros años de vida y su frecuencia desciende a partir de los 60 años. La mayoría de los afectados tienen entre 20 y 50 años. Un alto porcentaje de enfermedades se diagnostican tras el primer brote de uveítis.

La probabilidad de encontrar una enfermedad sistémica asociada a una uveítis es mayor cuando es una uveítis anterior o una panuveítis.

Existen diversos tipos de factores causantes de la uveítis:

  • Idiopática: es decir su origen es desconocido. Representan aproximadamente el 30-50% de las uveítis.
  • Secundaria a enfermedades sistémicas y autoinmunes: suponen  el 30-40%, entre otras se incluyen algunas enfermedades óseas o reumáticas que afectan principalmente a jóvenes. Si hay uveítis recidivantes, es decir que vuelven a aparecer una vez tratadas, es aconsejable realizar pruebas para descartar o no este tipo de enfermedades. Entre otras existen las siguientes:
    • Espondiloartropatías seronegativas (HLA-B27 +), como la espondilitis anquilosante.
    • Síndrome de Reiter
    • Artritis psoriásica
    • Enfermedad de Crohn
    • Colitis ulcerosa
    • Artritis idiopática juvenil
  • Secundaria a enfermedades infecciosas (15-25%):
    • Virales como el herpes o el VIH
    • Bacterianas como la tuberculosis o la sífilis
    • Parasitarias como la toxoplasmosis o toxocara. Provoca la inflamación de la retina y la coroides. Este proceso puede provocar una pérdida importante de visión de tipo irreversible.
    • Hongos como candidiasis, histoplasmosis, etc.
  • Síndromes principalmente de los ojos (25%-30%): entre los que se incluyen:
    • Crisis de glaucoma de forma cíclica
    • Ciclitis heterocrómica de Fuchs
    • Enfermedad de Eales
    • Oftalmía simpática
  • Traumatismos o por enmascaramiento de un proceso (por ejemplo tumoral) un determinado código genético asociado a la enfermedad.

Tratamiento

Existen diferentes tratamientos según la tipología y localización de la uveítis:

  • La uveítis anterior se trata con colirios antiinflamatorios. El tratamiento también puede incluir gafas oscuras para evitar gafas-oscurasla sensibilidad a la luz y gotas que dilatan la pupila para aliviar el dolor y posibles complicaciones derivadas de la inflamación. Si la tensión ocular estuviera aumentada también sería necesario un colirio para controlarla.
  • El tratamiento de la uveítis posterior depende de la causa, pero casi siempre incluye esteroides por víacolirio-esteroides oral. Si la causa es no infecciosa se combate con cortisona por vía oral.
  • Si la uveítis está causada por una enfermedad autoinmune puede requerir el uso de fármacos inmunomoduladores.
  • Si la uveítis es causada por una infección generalizada, el tratamiento puede consistir en antibióticos y antinflamatorios potentes llamados corticosteroides.
  • La intervención quirúrgica puede ser eficaz para subsanar complicaciones asociadas, como las cataratas o el glaucoma (que afectan al segmento anterior), el desprendimiento de retina, la opacidad vítrea o el edema macular (que afectan al fondo del ojo).

Pronóstico

El pronóstico de las uveítis depende de la zona afectada.

En las uveítis anteriores, en general, suele ser bueno. Si el tratamiento se cumple y el tiempo es el correcto suele desaparecer sin dejar secuela. Bien si son crónicas (que el tratamiento requiere mucho tiempo) como si son recidivantes (que habrá que volver a aplicar el tratamiento) el pronóstico es bueno.

En las uveítis intermedias, posteriores o panuveítis depende de la gravedad de la inflamación. Si el tratamiento se cumple y está bien controlado desde un inicio no tiene porque acabar en ceguera.

ES MUY IMPORTANTE CONSULTAR CON EL PROFESIONAL ADECUADO Y ACUDIR A URGENCIAS SI FUERA NECESARIO.

Posibles Complicaciones

Las complicaciones pueden abarcar:

Si conoces a alguien que se beneficiaría de esta información, por favor compartir

 

Síguenos en Facebook

Facebook Pagelike Widget

Cris Arroyo

Escritora

Cris Arroyo es escritora y optico-optometrista en España