shopify analytics ecommerce
tracking

Recubrimientos Para Las Lentes de Anteojos

 

Los anteojos han progresado mucho desde que fueron inventados en Italia alrededor del año 1286. La versión inicial contó con lentes convexas que corregían problemas de hipermetropía y miopía causada por el envejecimiento. El patriota y científico estadounidense Benjamin Franklin inventó los anteojos bifocales. Así como el estilo de los anteojos ha cambiado desde sus inicios, también han cambiado sus características, incluyendo la adición de varios recubrimientos de lentes diseñados para abordar problemas específicos.

Recubrimiento Antirreflejos

Un recubrimiento puede mejorar la apariencia y el rendimiento de las lentes. Por ejemplo, un recubrimiento anti-reflectante o antirreflejos es una superficie fina, de varias capas, que elimina los reflejos de las superficies traseras y frontales de las lentes. Esto hace a la lente casi invisible, lo cual permite que las personas se enfoquen en los ojos del usuario de anteojos, en vez de cualquier reflexión.

Este recubrimiento también elimina el resplandor que se crea cuando la luz se refleja en las lentes, lo que mejora la visión para la lectura, el uso del ordenador, y la conducción nocturna. Se recomienda especialmente un recubrimiento antirreflejos para las lentes de alto índice y de policarbonato, porque éstas reflejan más luz que una lente típica de plástico o de vidrio. Las lentes asféricas cuentan con curvas más planas que las lentes regulares, que pueden crear reflexiones más problemáticas, por lo que el recubrimiento AR a menudo se aplica a este tipo de lente.

El recubrimiento antirreflejos mejora la comodidad de las lentes fotocromáticas en condiciones de iluminación brillante, como a la luz del sol y durante la conducción nocturna. Incluso las gafas de sol pueden beneficiarse de un recubrimiento antirreflejos en su superficie posterior, con el fin de evitar las reflexiones que se producen cuando uno está mirando opuesto al sol.

Recubrimiento Resistente al Rayado

Por desgracia, como han descubierto muchos usuarios de anteojos, no existe una lente completamente resistente al rayado. Incluso la limpieza de las lentes puede crear rayones si no se utiliza el material adecuado. Las lentes ahora pueden ser tratadas con un recubrimiento resistente al rayado que crea una superficie más dura, más resistente a ser rayada.

Este recubrimiento se le aplica a la mayoría de las lentes hoy en día, especialmente las que se usan en los anteojos para niños, así como las lentes Trivex, de policarbonato y de alto índice. Aun con un recubrimiento resistente al rayado, las lentes no están totalmente protegidas contra el desgaste. Por lo tanto, deben ser manejadas con cuidado, limpiadas usando un pañito de microfibra y un limpiador recomendado por un oftalmólogo, y los anteojos deben ser almacenados en un estuche acolchado.

Si decide aplicar este recubrimiento especial, pregunte cómo esto afectara la garantía de los anteojos, ya que a menudo hay disposiciones especiales. Evite los productos que pretenden reparar los rayones en las lentes. Estos pueden rellenar los rayones para hacerlos menos perceptibles pero ninguno puede hacer que desaparezcan.

Tratamiento que Bloquea la luz Ultravioleta

También se le puede aplicar un tinte invisible a las lentes para bloquear la luz ultravioleta. Al igual que el protector solar es capaz de evitar que los rayos solares ultravioletas dañen la piel, los recubrimientos UV para las lentes bloquean estos rayos, evitando que lastimen los ojos. No se debe subestimar el efecto que estos rayos UV pueden tener sobre nuestra vista, ya que pueden causar problemas oculares como daño a la retina y cataratas.

Una lente de plástico normal bloquea la mayoría de la luz UV, pero la protección UV puede ser aumentada a un 100 por ciento mediante la aplicación de este tinte especial. La protección UV está incorporada en las lentes de plástico de alto índice, las fotocromáticas y las de policarbonato, de modo que no se necesita de un recubrimiento adicional.

Recubrimiento Anti-niebla

Cuando la temperatura baja, las lentes tienden a empañarse al pasar el usuario desde el aire libre al interior. Esto presentara problemas de seguridad porque la visión estará limitada hasta que la niebla se aclare, un problema especialmente preocupante para los trabajadores de emergencia. Está disponible por lo menos un recubrimiento anti-niebla permanente para lentes.

Previene la formación de humedad en las lentes, manteniéndolas despejadas, cuando se mueve de ambientes calientes a fríos regularmente. También evita que las lentes se nublen cuando el usuario esté transpirando durante actividades como los deportes. Un recubrimiento anti-niebla se aplica en el laboratorio antes de que la lente sea cortada para encajar en las monturas de anteojos. Se puede aplicar a lentes de policarbonato, de plástico, foto crómicas, y de alto índice. Las personas interesadas en este recubrimiento opcional deben informarse acerca de su disponibilidad y los precios para el tipo de lentes que quieren, ya que pueden variar drásticamente. Con algunas lentes, más de un recubrimiento puede ser aplicado, aumentando la comodidad de las lentes.

Cualquier persona que requiere cualquiera de estos recubrimientos puede querer basar el tipo de lente elegida en los recubrimientos disponibles para ese tipo de lente. Por ejemplo, las personas que pasan mucho tiempo al aire libre deberían elegir materiales de lentes compatibles con un recubrimiento UV, y los que viven en ambientes fríos podrían querer lentes que se puedan tratar con un recubrimiento anti-niebla. Un buen oftalmólogo sabe cuáles recubrimientos están disponibles para cada material de lente y puede ayudarle a tomar una decisión informada sobre la adición de ciertos recubrimientos.

El Costo

Los recubrimientos de lentes aumentan la funcionalidad de los anteojos y los hacen más convenientes para su uso en todos los ambientes. Sin embargo, también pueden aumentar considerablemente el costo de los anteojos, por lo que los pacientes deberían solicitar una cotización de precio por adelantado, para evitar sorpresas cuando llegue la cuenta. La selección de un diferente tipo de lente compatible puede ayudar a bajar el costo.

Síguenos en Facebook

Martin Diaz

Fundador/Escritor

Dr. Martín Díaz es fundador de TuVistaSana y optometrista en Virginia