shopify analytics ecommerce
tracking
Select Page

LA PELÍCULA LAGRIMAL

¿QUÉ ES Y PARA QUÉ SIRVE?


La película lagrimal es una fina capa líquida que cubre la córnea y la conjuntiva del ojo. Se encuentra en contacto con el aire y por ello es un mecanismo natural muy complejo creado por nuestro organismo para proteger la superficie ocular de partículas externas, por lo tanto tiene una función muy importante para la salud ocular.

¿De Qué Se Compone La Lágrima? ¿Todas Las Lágrimas Son Iguales?capas pelicula lagrimal

Parece que la lágrima solo es agua, pero a pesar de lo que pueda parecer, no se compone de una sola capa, sino que está formada por tres capas muy delgadas y conexas. Las lágrimas contienen 98,2% de agua y 1,8% de sólidos. El alto porcentaje de agua de las lágrimas es una consecuencia natural de la necesidad de lubricar la conjuntiva y la superficie de la córnea.

  • Capa lipídica: Es la capa más superficial de las tres. Se caracteriza por ser de naturaleza oleosa o grasa. Su función consiste en preservar la película lagrimal el mayor tiempo posible en el ojo, evitando que esta se evapore. De esta forma mejoramos la humectación del ojo y facilitamos el parpadeo.

Esta capa de la película la forman unas glándulas denominadas Glándulas de Meibomio, de las cuales hemos hablado en otras ocasiones. Problemas o disfunción en estas glándulas hace que no se secreten lípidos para la lágrima y por tanto esta se evapore con mayor facilidad. Tendríamos como consecuencia una lágrima de mala calidad y posibles problemas de sequedad. Si quieres saber un poco más sobre la Disfunción de las Glándulas de Meibomio puedes hacerlo pinchando aquí.

  • Capa acuosa: Es la capa intermedia y la de mayor espesor. Esta capa está formada por sales, proteínas, glucosa y electrolitos entre otros componentes. Su principal función es proporcionar oxígeno a la córnea y limpiarla de agentes externos. Además, esta capa posee ciertas sustancias antibacterianas, lo que protege al ojo de posibles infecciones. Son las glándulas lagrimales las que forman la capa acuosa.
  • Capa mucínica: Por último se encuentra la capa de mucina, que es la capa interna, la más próxima a la córnea y la más fina de las tres. Es por esta capa mucosa por lo que la lágrima permanece en contacto con la superficie ocular, ya que sus funciones son las de sujeción, hidratación y protección de la córnea. La mucina es secretada principalmente por las células caliciformes de la conjuntiva, y en mínima parte por células de las glándulas lacrimales.

Las 3 capas son fundamentales para una buena calidad lagrimal, sin embargo hay que saber distinguir 2 tipos de producción de lágrima. La producción de lágrima ha de ser constante, durante todo el día, para que podamos nutrir la córnea y conjuntiva y humectar la superficie ocular. La calidad de esta lágrima basal ha de ser la mejor posible. Sin embargo, todos sabemos que hay ocasiones en las que lloramos, porque nos molesta el sol, se nos ha metido algo en el ojo, nos duele algo, o simplemente de reir, cuando lloramos por estos motivos u otros, la lágrima que secretamos es una lágrima refleja (no es basal) cuyo componente principal es el acuoso, sin lípidos o grasa y sin mucosa. Es una lágrima que se evapora fácilmente.

¿TE HA PASADO ALGUNA VEZ? Quizás te haya pasado la sensación de tener el ojo seco o notar sequedad y a la vez lagrimear. Puedes pensar que es contradictorio. Pero esto es debido a lo que os acabamos de explicar. La lágrima que muchas veces se secreta en casos de sequedad es una lágrima refleja, carente de otros componentes que no sean agua. Esto hace que no nos nutra ni humecte porque no permanece sujeta a la superficie, cae y se evapora (porque no tiene ni mucosa ni lípidos).

La Lágrima Cambia

La lágrima no es siempre la misma, se drena y se genera lágrima constantemente, ya que una de sus funciones es la eliminación de agentes o suciedad. El volumen de líquido lagrimal es de alrededor de 5 a 10 μL, con velocidad de secreción normal de alrededor de 1-2 μL/minuto. No obstante, esta producción disminuye con la edad, alcanzando un micro litro por minuto a los 65 años

En la película lagrimal normal el 10 al 25% del total de lágrimas secretado se pierde por evaporación. La velocidad de evaporación es baja debido a la capa lipídica protectora. En ausencia de esta capa la velocidad de evaporación aumenta de 10 a 20 veces. Alrededor del 70% del drenaje lagrimal se produce a través del canalículo inferior y el restante, a través del canalículo superior.

Importante

El flujo lagrimal disminuye durante el sueño dando lugar a una disminución importante de la capa acuosa a las 3 horas de cerrar los ojos. Esto implica que la córnea durante el sueño va a tener menos cantidad de nutrientes. Por este motivo es MUY IMPORTANTE no dormir con lentes de contacto, ya que si ponemos una barrera más para la captación de nutrientes la córnea puede dañarse, y tener edema corneal y visión borrosa al levantarnos.

¿Para Qué Sirve?

Ya os hemos ido diciendo algunas de sus funciones básicas, pero tiene alguna más. ¿Quieres saber para qué sirve nuestra lágrima?

  • Función Óptica. Mantiene la superficie corneal ópticamente uniforme. Para que la luz pase a la retina y forme una imagen clara necesitamos una superficie lisa y uniforme. Una mala calidad de lágrima hace que tengamos una peor agudeza visual.
  • Función Mecánica: con el lavado de restos celulares, sustancias extrañas de la córnea y el saco conjuntival, y lubricación de la superficie.
  • Nutre la cornea. Porque la córnea es transparente y esto implica que no tenga vasos sanguíneos que la nutran, necesita que la lágrima le de los nutrientes necesarios. La lágrima contribuye a disolver el oxígeno presente en la atmósfera y a la eliminación del dióxido de carbono producido por el metabolismo corneal.
  • Función antibacteriana. La gran cantidad de compuestos que contiene nuestra lágrima la hace una fuerte barrera defensora ante agentes externos y bacterias que se encuentran día a día en nuestro ambiente.

Y… ¿Si No Funciona Bien?

Si hay una alteración en la composición de la película lagrimal o si las glándulas lagrimales son deficientes en la producción de este líquido, la película lagrimal se puede romper. Como consecuencia podemos notar sequedad, molestia o sensación de cuerpo extraño, picor o irritación y en casos de sequedad severa, se puede sentir dolor

rotura pelicula lagrimal

La imagen de la izquierda muestra una película lagrimal completa y uniforme y la de la derecha una película no uniforme, rota.

Son varios los problemas visuales asociados a problemas en la película lagrimal. Algunos de los más comunes son:

Ojo secoojo seco

Ya te hemos hablado en otras ocasiones de este tipo de afección. Este síntoma se produce cuando la película lagrimal no produce la secreción necesaria para mantener hidratado el ojo o esta no es de la calidad necesaria. Este trastorno provoca diferentes tipos de molestias, como picor, enrojecimiento del ojo o visión borrosa. Para saber más, lee este artículo.

Epífora funcional u obstructivaepifora

Se produce cuando el sistema de drenaje lagrimal no funciona correctamente. En este caso, se produce una hipersecreción de lágrimas, es decir, un lagrimeo continuo. Las causas pueden ser diversas, por lo que es recomendable acudir al especialista para realizar un diagnóstico y seleccionar el mejor tratamiento.

Dacriocistitis

Se trata de la inflamación del saco lagrimal, el cual tiene la función de producir las lágrimas. Lo más común es que la vía lagrimal se obstruya y se infecte, provocando de esta forma la inflamación. Esta afección es muy común, especialmente en niños recién nacidos (aquí lo explicamos mejor).

Por norma general este tipo de infección sólo afecta a un ojo y se caracteriza por la aparición de ciertos síntomas como un lagrimeo constante, la aparición de un edema o el enrojecimiento e hinchazón del párpado, entre otros.

Dacrioadenitis

Inflamación de la glándula lagrimal

Disfunción de las glándulas de Meibomio

Como hemos explicado un mal funcionamiento de estas glándulas puede hacer que la calidad de la lágrima disminuya y por tanto generar síntomas de sequedad, sensación de cuerpo extraño o irritación.

El Uso De Lentes De Contacto Desestructura La Lágrima

En el momento que se introduce un lente de contacto se presenta una desestructuración de la película lagrimal. La lágrima se adapta a la nueva situación. El parpadeo es fundamental para distribuir correctamente la lágrima sobre toda la superficie, sin embargo la presencia de una lentilla hace que este proceso no se haga de forma completa.

La capa mucosa no se renovará bien en las zonas cubiertas por la lente de contacto y la fase acuosa se dividirá una parte entre la córnea y la lente y otra parte después de la lentilla. Una lentilla mal adaptada puede hacer que la parte de lágrima que tiene que haber entre la lente y la córnea sea muy pequeña o inexistente y esto genere una disminución de la capacidad de eliminación de los desechos celulares o de otro tipo del metabolismo corneal. El acumulo de estos desechos bajo la lente puede dar lugar a procesos tóxicos y/o inflamatorios de la superficie ocular. La capa lipídica de la película lagrimal en los usuarios de lentes de contacto parece ser más gruesa de lo normal, pero al mismo tiempo presenta una mayor facilidad de evaporación.

En esta imagen se puede ver como al insertar la lente de contacto la lágrima se divide en 2 partes, antes y después de la lente y con una composición diferente.lagrima con lente de contacto

Tanto si usas o no lentes de contacto es recomendable realizar una revisión de tu superficie ocular, y si tienes síntomas de sequedad no olvides comentárselo a tu optometrista u oftalmólogo.

 

Síguenos en Facebook

Cris Arroyo

Escritora

Cris Arroyo es escritora y optico-optometrista en España