shopify analytics ecommerce
tracking

Mitos Sobre Las Lentes de Contacto

¿Estás plateándote empezar a usar lentillas pero tienes miedo? Aquí desmentiremos algunos falsos mitos que pueden provocar ese temor. El desconocimiento acerca de su uso y la desinformación en cuanto a las últimas tecnologías disponibles, sumados a algunas creencias populares sin ninguna base científica, han provocado la aparición de falsos mitos que en muchas ocasiones suponen un freno para quienes todavía no las han probado.

Algunos de los falsos mitos más comunes son los siguientes:

  1. No puedo llevar lentillas -¡Claro que puedes! Gracias a los avances en el mundo de la contactología y de la tecnología, prácticamente todo el mundo puede usar lentillas (lo mejor será que consultes tu caso a tu óptico-optometrista). Ya tengas miopía, hipermetropía, astigmatismo, presbicia (vista cansada) o un conjunto, puedes elegir entre varias opciones hasta encontrar la que mejor se adapte a tu comodidad y necesidad. Serás mejor candidato de lo que piensas.
  2. Las lentillas son incómodas – ¿Has probado las distintas opciones? Quizás tengas que consultar a tu optometrista, seguro que tiene más soluciones que puedan favorecerte. La solución puede ser desde un cambio del tipo de lentillas, hasta el uso de unas lágrimas artificiales o una limpieza más rigurosa de las mismas. mitos imagen 1
  3. La lentilla puede meterse detrás del ojo -Falso, existe una pequeña membrana que recubre el ojo denominada conjuntiva. La conjuntiva está también conectada con el interior de tus párpados, por lo que nada podrá pasar más allá.
  4. La lentilla puede quedarse pegada a mi ojo para siempre -Bien es cierto que hay algún tipo de lentes de contacto blandas que resultan más complicadas de quitar, pero eso se debe a la hidratación de las mismas. Unos 5 minutos antes de quitarte las lentillas, hidrátalas con unas gotas de lágrimas artificiales o con solución salina y notarás la diferencia.
  5. Las lentillas pueden saltar de mis ojos y las puedo perder-Antes podría ser un problema más común (sobre todo haciendo deporte) pero actualmente, tanto las lentillas blandas como las rígidas, se adaptan muy bien a la forma de tu ojo, haciendo muy complicado que puedan salirse.
  6. mitos imagen 4Las lentillas requieren un cuidado especial – ¡Pues no! La limpieza más común para las lentes de contacto blandas es un bote de solución única (deberás cambiar el líquido del porta-lentes cada vez que uses las lentillas). Al final del día no te llevará más de 5 minutos quitarte y ponerte las lentillas. Y si de verdad te quieres olvidar de limpiar y cuidar las lentillas, ¡También hay una solución! Usa lentillas diarias de usar y tira.
  7. Llevar lentillas puede causarme problemas en los ojos -Es cierto que el uso de lentillas incrementa el riesgo de algunos problemas. Pero esto ocurre con un MAL uso de las lentes de contacto, si sigues los consejos de tu optometrista (limpieza, horas de uso o reemplazo de las lentillas) usar lentes de contacto es muy seguro. mitos imagen 3Recuerda siempre lavarte las manos antes de manipularlas.
  8. Nunca seré capaz de ponerlas o quitarlas – ¡Seguro que sí! Puede parecer difícil al principio, pero con la ayuda del profesional y, sobre todo, con la práctica tendrás la habilidad suficiente para usar fácilmente las lentes de contacto. Existen trucos que te pueden ayudar, y tu optometrista te los dirá
  9. Las lentillas son muy caras -Existe en el mercado una gran variedad de lentillas con precios para muchos bolsillos. Siempre has de consultar tu caso con el profesional para que te recomiende la mejor opción para ti.
  10. Soy muy mayor para llevar lentillas -¿Y quién lo dice? Como ya se ha explicado antes existen lentillas para personas con presbicia (vista cansada), si es ese tu caso. Al igual que las gafas, dispones de lentes de contacto bifocales o multifocales. Si lo que tienes es ojo seco también existen opciones, lo mejor será que preguntes, podrías sorprenderte con las soluciones que existen.
  11. Los niños y adolescentes no pueden llevar lentillas -Una vez más, la edad no es un factor determinante para el uso de lentes de contacto. Lo que sí que se debe tener en cuenta es que es una responsabilidad más, pero con motivación y buena predisposición, es posible. Por supuesto, hay niños que utilizan lentillas con o sin la ayuda de sus padres. Es una muy buena opción para aquellos que hacen deporte, para cambiar de look en algunas ocasiones, o si las gafas no son lo tuyo.
  12. Usar lentillas puede hacer que me aumente la miopía -Hay estudios que verifican que el uso de lentillas vs el uso de gafas no es un factor de aumento de miopía. Tanto en niños, como en adultos.

¿Sigues creyendo que las lentillas no son seguras para ti?

No lo dudes y ve a preguntar a tu optometrista

Síguenos en Facebook

Cris Arroyo

Escritora

Cris Arroyo es escritora y optico-optometrista en España