shopify analytics ecommerce
tracking

Puedo Nadar Con Mis Lentes de Contacto?

 

Ahora que ya estamos en verano, vamos a responder una de las principales dudad de aquellos que usáis lentes de contacto, ¿podemos bañarnos con lentillas?

La respuesta corta es que para nadar es mejor  QUITARSE las lentes de contacto, SIEMPRE que sea posible.

aqua noSi has leído el artículo sobre “Cuidado y mantenimiento de las lentes de contacto blandas” sabrás que HAY QUE EVITAR EL CONTACTO DE LAS LENTILLAS CON EL AGUA.

La FDA (US Food and drug administration) recomienda mantener tus lentes alejadas del agua, bien sea agua corriente, de piscinas, lagos, mares u océanos.

¿Que peligros hay en el agua?

Si nadas con lentillas, tus ojos son más vulnerables a la contaminación bacteriana con el consecuente riesgo a infecciones, irritaciones y afecciones como úlceras corneales, que son muy graves y que amenazan a tu vista.

Concretamente el agua es fuente de incontables virus y microbios. Uno de los más serios es la ACANTHAMOEBA, que es un organismo que se encuentra en muchos tipos de agua y causa infecciones oculares muy perjudiciales. En los usuarios de lentillas este organismo causa la inflamación y la infección de la córnea, que se traduce en la condición llamada “Queratitis por Acanthamoeba”. Si contrae esta infección, corre el riesgo de la PÉRDIDA PERMANENTE DE LA VISIÓN e incluso puede ser que necesite un trasplante de córnea para recuperar la vista.

Las lentes de contacto y el agua

Como ya hemos explicado existen lentes de contacto rígidas y blandas.

  • Las rígidas, aunque son más “inmunes” ante la atracción bacteriana tienen mayor movimiento en el ojo, por lo que la probabilidad de perder tus lentillas es muy alta.
  • Las lentes blandas, se adaptan mejor a actividades deportivas o de movimiento, pero son MUY VULNERABLES A LAS INFECCIONES. Esto es porque el material es muy poroso y absorbe los químicos típicos en las piscinas o las bacterias del mar.

Además, el hecho de que tu ojo contacte con el agua, reduce la producción de lágrima de forma natural, por lo que perdemos lubricación y notamos más INCOMODIDAD Y SENSACIÓN DE SEQUEDAD.

¿Qué hacer?

Si el agua entra en contacto con tus ojos mientras portas tus lentes, deberías quitártelas, limpiarlas y desinfectarlas tan pronto como te sea posible. Una HIGIENE ADECUADA reduce el riesgo de contraer infecciones

LA MEJOR SOLUCIÓN: Si decides usar tus lentes con el agua, la mejor opción es usar LENTES DE CONTACTO DIARIAS, de un solo uso. Así eliminamos la probabilidad de una limpieza insuficiente y de contraer infecciones. No te olvides de quitarte las lentillas lo más rápido que puedas tras bañarte.

También es muy importante que siga las recomendaciones de su optometrista u oftalmólogo durante el uso de los lentes de contacto, en lo que respecta a la atención, la limpieza, la desinfección y el almacenamiento.

¿Qué más opciones hay?

Las gafas de natación son una buena inversión para que pueda nadar con la máxima seguridad cuando usa lentes de contacto. El uso de unas gafas de natación a prueba de agua, reducirán el riesgo de infecciones en los ojos e irritaciones y también pueden evitar que las lentes rígidas permeables al gas se salgan de sus ojos.

Pero mejor aún si usas GAFAS DE NATACIÓN GRADUADAS. Estas funcionan de la misma manera que las gafas

gafas de natación están disponibles con graduación

gafas de natación están disponibles con graduación

normales, lo que ayuda a ver bajo el agua, sin riesgos de contaminación de organismos bacterianos o la perdida de las lentes de contacto.

Otra opción válida, como también hablamos en el artículo de “Lentes de contacto y ojo seco”, es la ORTOQUERATOLOGÍA. Se trata de una técnica alternativa de uso de lentes de contacto. El tratamiento se aplica durante la fase del sueño, dando lugar a la reducción o eliminación temporal del error refractivo (miopía, hipermetropía o astigmatismo).

Se realiza con lentes de contacto rígidas y bajo una adaptación y supervisión muy estrictas. Consiste en un moldeamiento reversible de la córnea. La lente de contacto actúa mientras dormimos y, al levantarnos, nos quitamos las lentillas y veremos bien sin necesidad de ninguna ayuda. El hecho de no necesitar corrección durante el día permite que veamos bien tanto en el mar como en la piscina.

EL PROFESIONAL QUE CUIDE TU SALUD VISUAL SABRÁ DARTE LA MEJOR SOLUCIÓN PARA NADAR O REALIZAR ACTIVIDADES ACUATICAS.

Síguenos en Facebook

Cris Arroyo

Escritora

Cris Arroyo es escritora y optico-optometrista en España