Select Page

Desarrollo De La Visión


desarrolloEl momento en el que un bebé establece su primer contacto visual con sus padres es muy especial, no obstante no pensemos que nos ven como nosotros les vemos a ellos. El desarrollo visual de un bebé lleva su tiempo, al principio todo son manchas grises que se mueven.

Desde el primer día de vida de un bebé, sus ojos cumplen una función esencial para su desarrollo físico, mental y emocional porque le ayudan a absorber información sobre el mundo que lo rodea. A diferencia del oído, un sentido totalmente maduro al final del primer mes fuera del útero, el sentido de la vista se desarrolla gradualmente en los siguientes 6 a 8 meses. A partir de entonces, el bebé verá el mundo casi tan bien como tú.

Aunque al nacer los ojos del recién nacido tienen la capacidad física para ver sin problemas, su cerebro todavía no está preparado para procesar toda esa información, por eso lo ve todo borroso. Con el desarrollo del cerebro su capacidad de ver mejora, con lo que ello supone de ayuda para comprender y adaptarse al entorno. Al nacer, su visión alcanza sólo hasta tu rostro cuando estás muy cerca, pero su claridad y alcance aumenta progresivamente mes a mes.

¿Cómo Se Desarrolla?

El proceso que conlleva a la visión del bebé comienza antes del nacimiento. Cómo una madre cuida su cuerpo durante el embarazo es extremadamente importante para que se desarrolle correctamente tanto el cuerpo como la mente, incluyendo, por tanto, los ojos y la parte del cerebro que se centra en la visión. Hay que tener en cuenta los consejos alimenticios que te da el médico, incluyendo todos los suplementos vitamínicos y demás, así como dejar de fumar, beber alcohol o consumir drogas que pueden perjudicar seriamente al bebé. Incluso tomar ciertos medicamentos habituales puede afectar, por lo que deberás consultarlo antes.

Al Nacerdesarrolla visual

Al principio, el bebé no es capaz de enfocar la mirada más allá de 8 a 15 pulgadas (20 a 38 cm aproximadamente), lo suficiente para distinguir la cara de la persona que lo tiene en brazos. Más allá puede detectar luz, formas y movimiento, pero de momento todo lo percibe borroso y en tonos grises, aún no ve en color. Como es lógico a esa edad, ver tu cara le parece lo más fascinante del mundo.

En ese momento los niños no son capaces de enfocar objetos a distintas distancias, por lo que su mirada parecerá perdida y sus movimientos oculares un tanto raros.

Al nacer se le realizan varias pruebas, entre ellas se comprueba si tiene alguna anomalía como cataratas congénitas, o algún problema de transparencia que pueda dificultar la visión. Una de las pruebas más usadas para saber si el bebé está viendo o no es la colocación de un patrón de rallas blancas y negras muy contrastadas, ya que eso les llama mucho la atención.

 ¡CURIOSIDAD!

En el nacimiento el tamaño del ojo del bebé es casi un 65% del tamaño del ojo adulto.

Primer Mesprimer mes

Al momento de nacer, el bebé no sabrá cómo utilizar sus dos ojos al unísono, por eso puede que se le vayan de un lado para otro o que se le crucen. En este mes o el siguiente aprenderá a enfocar consistentemente ambos ojos y a seguir con ellos los objetos que se mueven. No obstante presta atención si ves que esto no ocurre o si ves que tuerce un ojo más que otro, en ese caso, consúltalo con el médico.

¡HAZLO, VERÁS QUE DIVERTIDO!

Si le pasas un sonajero ante la cara, lo normal es que le cambie la expresión porque estará intentando explorar esta nueva habilidad que ha descubierto. También puede que le guste jugar al “ojo-con-ojo” contigo: con los rostros muy cerca uno del otro, mueve tu cabeza lentamente de lado a lado mientras mantienes tus ojos fijos en los suyos.

Además aún no son muy sensibles a la luz, necesitan una intensidad lumínica muy alta para detectar que hay luz en el ambiente. Por ello no hay problema si el bebé se queda dormido con luz dada.

Segundo Y Tercer Mes

Muchos avances en el campo de la visión se mueven entre el segundo y tercer mes de vida. Comienzan a tener una agudeza visual más fina, ya que ha aprendido a controlar el movimiento de sus ojos. También aprenderán a cambiar la mirada de un objeto a otro sin necesidad de mover la cabeza.

Ahora son más sensibles a la luz y a sus cambios, por lo que necesitarán un ambiente más tenue cuando duermen o echan la siesta.segundo-tercer-mes

Tu bebé puede discernir colores desde el momento en que nace, pero suele tener dificultad para distinguir tonos parecidos como el rojo y el naranja. Ésa es una de las razones por las que preferirá patrones en blanco y negro o con grandes contrastes. Durante los próximos meses su cerebro aprenderá a distinguir los colores y, probablemente, comenzará a mostrar preferencia por colores primarios y brillantes y por diseños más detallados y complejos. Para ayudarlo en este proceso puedes mostrarle dibujos, fotos, libros y juguetes. Durante los dos meses siguientes también perfeccionará su habilidad para seguir con la mirada los objetos que se mueven.

¡ESTIMULA A TU BEBÉ! ATENTOS A ESTOS CONSEJOS DE LA ACADEMIA AMERICANA DE OFTALMOLOGÍA

Para ayudar a estimular a un bebé de 2-3 meses se recomienda:

  • Añadir nuevos elementos a la habitación o cambiar frecuentemente la localización de los que hay.
  • Habla con el bebé cuando entres en la habitación o te muevas por ella.
  • Mantén una luz de noche para promover la estimulación visual cuando estén despiertos en la habitación.
  • Cuando estén dormidos, colócalos boca arriba. Pero cuando estén despiertos y puedas estar pendiente de ellos, colócalos boca abajo para que puedan experimentar sensaciones visuales y motoras.

Cuarto Mescuarto mes

Ahora tu bebé comienza a desarrollar la percepción en profundidad. Hasta ahora le costaba localizar la posición, tamaño y forma de un objeto, llevar el mensaje del cerebro hasta su manita, extenderla y agarrarlo.

A los 4 meses tiene ya el desarrollo motor para realizar esa tarea y los circuitos de su cerebro tienen suficiente madurez para coordinar todos los movimientos necesarios y hacerlo con éxito. Le puedes ayudar a practicar acercándole juguetes fáciles de agarrar, como sonajeros (de lo contrario será él quien busque objetos fáciles de coger, como tu pelo, tus gafas o tus pendientes).

Quinto Y Sexto Mes

Tu bebé es cada vez más hábil para fijarse en objetos muy pequeños y para seguir con los ojos las cosas que se mueven. Su agudeza visual ya llega a un 80% del total aproximadamente. Quizás sea capaz hasta de reconocer algo que sólo ha visto parcialmente. Esto demuestra que va comprendiendo el concepto de la permanencia de los objetos (sabe que las cosas existen aunque en ese momento no las vea); por eso le gusta tanto jugar al “no está-sí que está” mientras te tapas y destapas la cara con las manos.

Probablemente es capaz de distinguir entre colores brillantes similares y pronto empezará a captar las diferencias más sutiles en los colores pastel, su visión del color es muy similar a la de un adulto.quinto sexto mes

Comienzan a tener una mejor coordinación ojo-mano, permitiéndoles mirar y coger diferentes objetos, como por ejemplo, una botella o biberón a su boca.

ATENCIÓN, SU PRIMER EXAMEN VISUAL

Es en el sexto mes cuando el bebé debería tener el primer examen visual. Aunque no sea capaz de verbalizar nada, el médico es capaz de hacer pruebas objetivas para comprobar si ve lo suficientemente bien o si tiene alguna anomalía (como estrabismo) o defecto de refracción evidente y peligroso (altas hipermetropías, miopías o astigmatismos).

Todo ello puede conllevar en ambliopía u ojo vago.

De 7 Al 12 Mes

La vista de tu bebé tiene ahora tanta claridad y profundidad de percepción como la de un adulto. Aunque su atención está más concentrada en objetos cercanos, su visión es ya suficientemente fuerte para reconocer a personas y objetos al otro lado de la habitación. Sus ojos tienen ya casi su color definitivo aunque puede haber algún cambio más adelante.7al12 mes

Ahora empieza a moverse por su cuenta también, así que cuidado, por donde va. Calcula mejor las distancias y tiene más precisión cogiendo y tirando objetos. Por naturaleza son curiosos y todo lo quieren ver, tocar y probar, por lo que es conveniente comenzar a poner barreras y cuidados para evitar posibles daños.

UNOS DATOS PARA PENSAR EN ELLOS…

Según un estudio realizado en EEUU en 2011, solo el 18% de los padres afirman que sus hijos han pasado por un examen visual antes del año de vida. Este estudio encontró que el 63% era consciente de la existencia de posibles problemas como la ambliopía (ojo vago) o el estrabismo, cuya tasa de incidencia no es baja en niños. Sin embargo, no muchos sabían que también pueden existir problemas de cáncer o problemas refractivos. En estos casos el mejor tratamiento viene con un diagnóstico precoz, por ello es RECOMENDABLE REALIZAR UN EXAMEN VISUAL A LOS 6 MESES DE EDAD.

PROBLEMAS VISUALES EN NIÑOS

Anteriormente hemos hablado de posibles problemas que puede desarrollar un bebé durante el embarazo o durante su crecimiento. Aquí os dejamos los links para que echéis un vistazo.

Además, aquí también te hablamos en resumen del desarrollo de la visión y de los problemas que pueden surgir y cómo detectarlos, así como de la estimulación que podemos ofrecer.

Si conoces a alguien que se beneficiaría de esta información, por favor compartir

Síguenos en Facebook

Facebook Pagelike Widget

Cris Arroyo

Escritora

Cris Arroyo es escritora y optico-optometrista en España